Mercado de vivienda

El sector inmobiliario español, en vilo ante el triunfo del 'brexit'

Los británicos copan el 22% de las ventas de casas a extranjeros

Los destinos más perjudicados son Marbella, Torrevieja, Orihuela, Mijas y Estepona

Una flotilla de barcos de pesca, organizada por el líder de UKIP, Nigel Farage, navega por el Támesis, en Londres (Reino Unido). Farage continúa con la campaña a favor de la salida del país de la Unión Europea. EFE
Una flotilla de barcos de pesca, organizada por el líder de UKIP, Nigel Farage, navega por el Támesis, en Londres (Reino Unido). Farage continúa con la campaña a favor de la salida del país de la Unión Europea. EFE EFE

El mercado inmobiliario español tiembla ante la posibilidad de que los británicos voten el próximo día 23 salir de la Unión Europea, el temido brexit, por las repercusiones que podría tener sobre la actividad de este sector justo ahora que está consolidando su salida de la crisis. Según distintos estudios recogidos por la consultora y think tank Shario.org (Second-Home and Resort Industry Observatory por sus siglas en inglés), detrás de la cual están empresas como Iberdrola Inmobiliaria, Acciona Real Estate, Neinor Homes, Tinsa, KPMG y La Zagaleta, es difícil hacer un cálculo de cómo puede afectar el brexit al sector, pero existe una gran incertidumbre por el peso que tienen los británicos en la compra de viviendas en España.

El sector inmobiliario en la costa ha sufrido una crisis muy dura, pero ahora zonas como la Costa del Sol o la Costa Blanca están en la vanguardia de la recuperación, "en gran parte debido a la demanda británica", explica Shario.org en una nota.

En este sentido y según el último informe de Tinsa Vivienda en Costa 2016, los precios de las casas se han incrementado en términos anuales en 71 de los 136 municipios costeros que analiza, frente a las 35 localidades del mismo periodo del año anterior y a las solo cuatro registradas en 2014.

"La Costa del Sol, Baleares, Alicante y Canarias destacan como los territorios líderes de la recuperación del mercado de costa", explica Miguel Sanz, director territorial Norte de Tinsa. "En todos esos mercados, los británicos son los mayores compradores extranjeros, con la excepción de Baleares, donde son segundos por detrás de los alemanes", añade.

Así, la consultora admite que la salida del Reino Unido de la UE abre una caja de Pandora de incertidumbres por los 400.000 expatriados británicos que residen en España, afectando a asuntos capitales como las pensiones, la sanidad o la fiscalidad. "También se vería afectada la vida de los 100.000 españoles que viven en Reino Unido".

El brexit podría suponer un problema para los expatriados y dejaría la libra más débil frente al euro, reduciendo el poder adquisitivo de los compradores de segunda residencia", advierte Mark Stücklin, director de Shario.org. Al no ser ciudadanos de la Unión Europea y, dependiendo del nuevo estatus que negociara Reino Unido con Bruselas, soportarían mayor burocracia para poder comprar casas en España y pasar largas temporadas viviendo en ellas. Conviene recordar que ahora los ciudadanos no comunitarios pueden obtener el permiso de residencia en España si adquieren una casa de más de 500.000 euros. 

"Dada la importancia de la demanda británica, podría ser un golpe contra la recuperación del mercado en áreas como la Costa del Sol y la Costa Blanca", añade. De hecho, los destinos más perjudicados serían Marbella, Torrevieja, Orihuela, Mijas y Estepona, donde los británicos tienen un papel protagonista.

Y es que según las estadísticas que elabora el Colegio de Registradores, la demanda de vivienda por parte de británicos a comienzos de este año fue casi tres veces superior a la del siguiente mercado más importante que es el francés. Otro dato que muestra la fortaleza de este mercado es el crecimiento de las ventas de viviendas a británicos, que en el primer trimestre de este año repuntaron nada menos que un 44% sobre el mismo trimestre de 2015.

Es más, los británicos han sido los principales impulsores de la demanda extranjera de casas de vacaciones, al pasar de representar el 14,9% de todas las transacciones por parte de foráneos a comienzos de 2013 a un 21,9% este ejercicio.

Por último, un estudio elaborado por la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Provincia de Alicante (Provia) ha intentado cuantificar la contribución económica de los compradores extranjeros de vivienda en la zona.

Solo en 2015, la venta de inmuebles en Alicante, donde el 20% de los residentes son extranjeros, generó una inversión de 2.271 millones de euros, además de unos 1.000 millones anuales de ingresos fiscales para la Generalitat Valenciana. Este negocio mantiene 200.000 puestos de trabajo en la región y los promotores locales "gastan una fortuna" promoviendo la región como destino turístico a nivel internacional, advierte la consultora Shario.org.