Bolsa

La ‘City’ de Londres se pertrecha para la jornada más volátil en 25 años

La infraestructura de los mercados financieros se pondrá a prueba en una semana

El Banco de Inglaterra y las entidades financieras trabajarán por la noche

Un panel con la cotización de varias divisas, en una casa de cambio de moneda de Londres
Un panel con la cotización de varias divisas, en una casa de cambio de moneda de Londres

Los mayores bancos del mundo, incluidos Citi y Goldman Sachs están pidiendo a sus gestores más veteranos que se queden a trabajar durante la noche que seguirá al referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la Unión Europea. Los gigantes financieros se preparan para la que se espera que sea la jornada más volátil para los mercados financieros en los últimos 25 años.

En caso de que triunfaran los partidarios de la salida británica de proyecto europeo -el brexit- el próximo jueves 23 de junio- se pondría en entredicho uno de los grandes logros tras la Segunda Guerra Mundial, la integración europea, además de cuestionar el futuro de la economía británica, con un PIB superior a los 3,6 billones de euros.

Citi, Deutsche Bank, JP Morgan, Goldman Sachs, HSBC, Barclays, Royal Bank of Scotland y Lloyds son algunas de las entidades financieras que tienen previsto reunir a trabajadores veteranos y noveles en sus cuarteles generales de Londres, después de que se cierren las urnas, a las nueve de la noche del próximo jueves, de acuerdo con fuentes citadas por Reuters.

Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan.
Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan.

Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan, explicó a sus empleados, durante una reciente visita a Reino Unido, que si el voto era favorable a la salida de la Unión Europea, el banco tendría que despedir a trabajadores y trasladar a otros fuera de Gran Bretaña.

  • La infraestructura occidental de los mercados, a prueba

Un voto a favor del brexit provocaría seguramente una gran volatilidad en los mercados de divisas, acciones y bonos, acentuándose las apuestas entre diferentes tipos de activos y estrategias, y poniendo a prueba la infraestructura de los mercados financieros occidentales, tales como los sistemas informáticos, las cámaras de compraventa y compensación de valores…

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ha advertido que la salida de Reino Unido de la Unión Europea podría suponer un fuerte varapalo para los mercados financieros, que llevara incluso a modificar el ritmo previsto de subidas progresivas de los tipos de interés en Estados Unidos.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, considera que en ese escenario la libra esterlina se depreciaría “tal vez de forma bursca”. Algunos grandes bancos han previsto que la divisa británica podría depreciarse respecto al euro hasta niveles nunca vistos, y que su tipo de cambio respecto al dólar quedaría en 1,2 dólares. El personal del Banco de Inglaterra también contarán con un retén que trabajará por la noche, que estará en contacto directo con los políticos británicos, para intentar conjurar un desplome de los mercados.