Sector financiero

El lobby bancario advierte que pedirle más capital dañaría a la economía

La Federación Bancaria Europea advierte a los ministros de finanzas del G-20 que endurecer las reglas de solvencia podría requerir captar cientos de miles de millones

Frederic Oudea, consejero delegado de Société Générale.
Frederic Oudea, consejero delegado de Société Générale.

La banca europea advierte a los ministros de Finanzas de la Unión Europea que requerirles más capital puede resultar contraproducente para el sector financiero europeo en primera instancia y para el conjunto de la economía en general.

Así se lo ha hecho saber la Federación Bancaria Europea al presidente de Finanzas de Eslovaquia que se pondrá al frente de sus homólogos europeos en la reunión de julio, cuando se analizarán las necesidades de capital del sector.

Los ministros del G-20 venían sosteniendo que no habrá nuevas necesidades de mejorar la solvencia de la banca después de las arduas exigencias de capital requeridas tras el estallido de la crisis financiera, pero la banca sospecha que podrían exigir aún más.

“Los bancos europeos están profundamente preocupados por la posibilidad de que una calibración demasiado conservadora de las reglas de lugar inevitablemente a nuevos aumetnos en los requisitos de capital”, dice la carta.

“Aunque las cifras exactas no están disponibles en la actualidad”, expone el lobby bancario, “hay sin embargo una sensación en todo el sector que el nuevo capital requerido ascendería a los cientos de miles de millones de euros”.

El lobby bancario advierte de que semejante factura no solo tendría consecuencias para el sector si no que supondría una menor capacidad de la banca para financiar a la economía real.

La misiva, difundida este martes por Les Echos y Reuters, viene firmada por el consejero delegado de Societe Generale, que es también presidente de la Federación Bancaria Europea, Frederic Oudea.