Elecciones 26J

Pedro Sánchez: "No habrá unas terceras elecciones"

Defiende que no hay margen para bajar los impuestos tras los comicios del 26 de junio

Sostiene que la situación política en Cataluña explica que no haya hoy Gobierno

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE

"Si gano yo las elecciones, garantizo que en una semana hay Gobierno". Así de rotundo se mostró hoy Pedro Sánchez durante su intervención en la XXXII Reunión del Círculo de Economía celebrado en Sitges. El secretario general del PSOE señaló que su partido es el único que ha demostrado que es capaz de dialogar y alcanzar a acuerdos con "derecha e izquierda". Aun así, y con independencia del resultado electoral, Sánchez se mostró rotundo en que no se repetirá la historia: "No habrá terceras elecciones. Habrá Gobierno después del 26J", señaló.

Pedro Sánchez aprovechó su intervención para desmenuzar su programa electoral e hizo especial hincapié en la adopción de medidas para revertir la desigualdad, en la situación fiscal y en el déficit de la Seguridad Social. En su opinión, la situación de las cuentas públicas impide adoptar rebajas fiscales después de las elecciones. Ante un auditorio formado principalmente por empresarios, el líder socialista abogó por una reforma fiscal que traslade la carga fiscal de las rentas del trabajo a la acumulación de capital y riqueza.

El candidato del PSOE insistió en su propuesta de fijar un recargo de solidaridad, que funcionaría como un gravamen adicional sobre las rentas altas y los elevados patrimonios, para financiar las pensiones. En su opinión, el envejecimiento de la población es el principal reto al que se enfrenta España. La Seguridad Social registró un déficit público en 2015 superior a los 13.500 millones (1,3% del PIB) y todo indica que el desfase se mantendrá en los próximos años. El incremento del número de pensionistas, las mayores prestaciones, la baja natalidad, el desempleo y los bajos salarios suponen un cóctel que amenaza la viabilidad del sistema. Sánchez aseguró que es preciso abrir el debate sobre la búsqueda de nuevas formas de financiación de las pensiones. De hecho, también el Gobierno de Mariano Rajoy incluyó esta opción en los Presupuestos Generales del Estado, aunque el presidente del Ejecutivo tildó de "disparate" el recargo de solidaridad propuesto por Sánchez.

  • Un nuevo modelo de financiación

Como no podía ser de otra forma, "el problema catalán" ocupó parte de la intervención de Sánchez que, a preguntas del presidente del Círculo de Economía, aseguró que sin el proceso soberanista abierto en Cataluña, hoy España tendría Gobierno. Sánchez alertó de que la idea "del derecho a decidir" se está extendiendo a otras comunidades como Galicia o País Vasco y reiteró su propuesta de reforma constitucional para mejorar el encaje de Cataluña.

El líder del PSOE también defendió un nuevo modelo de financiación autonómica que, en su opinión, debe garantizar los servicios públicos, blindar el gasto sanitario y educativo al ciclo económico, permitir que las comunidades autónomas tengan un mayor control sobre los ingresos y establecer un reparto más justo del déficit público por administración.

Sánchez también señaló que si se convierte en el próximo inquilino, el "corredor mediterráneo será una prioridad". Se trata de una infraestructura que la sociedad catalana, y los empresarios en particular, llevan años reclamando.