Encuesta electoral de El País

El PP se consolida como primera fuerza política

Podemos-IU supera a los socialistas

El presidente del Gobierno en funciones y del Partido Popular, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno en funciones y del Partido Popular, Mariano Rajoy. EL PAÍS

El Partido Popular obtendría un 29,9% de los votos en las próximas elecciones generales del 26 de junio, mientras que la coalición entre Podemos e Izquierda Unida, “Unidos Podemos”, adelantaría, con un 23,2% de los sufragios, al PSOE, que sería tercera fuerza con un 20,2%.

A estos datos, que hoy publica el diario El País de una encuesta realizada por Metroscopia, se suma el 15,5% de los votos que obtendría Ciudadanos, que continuaría como cuarta fuerza, y una abstención del 32%, cinco puntos más que la registrada en los comicios del 20 de diciembre.

El sondeo se ha efectuado entre los pasados 17 y 18 de mayo mediante 1.200 entrevistas telefónicas realizadas de manera proporcional en las distintas comunidades autónomas, con cuotas de sexo y edad aplicadas a la persona entrevistada, según refiere la ficha técnica.

Según los resultados del sondeo, el PP subiría 1,2 puntos desde las pasadas elecciones, Unidos Podemos -que en la encuesta incluye Podemos, IU, En Comú Podem, En Marea y Compromís-Podemos y Equo-, rebasaría en tres puntos al PSOE, que perdería casi dos puntos (1,8) respecto a diciembre, y Ciudadanos aumentaría 1,6 puntos.

De la encuesta se desprende, así mismo, que los votantes suspenden la gestión de todos los líderes.

Así, la diferencia entre los porcentajes que aprueban y desaprueban a los principales líderes en negativa aunque más favorable a Albert Rivera (-11), seguido por Pablo Iglesias (-42), Pedro Sánchez (-43) y Mariano Rajoy (-53).

Sólo un 4% de los encuestados opinan que el partido que resulte más votado podrá gobernar por sí solo, frente al 94% que piensa que el vencedor tendrá que contar con el apoyo de otros partidos.

Además un 32% considera que lo mejor es que haya dos grandes partidos para facilitar la formación de Gobierno, frente a un 64% que entiende que es preferible que existan varios partidos de fuerza similar.

En cualquier caso, las distintas formaciones políticas han mantenido su agenda durante este domingo. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha señalado que el adelantamiento de Podemos al PSOE en las elecciones generales del 26 de junio sería “una pésima noticia para España” y pide a los socialistas que “despierten”. Asimismo, considera que “nadie puede pedir su cabeza” si vuelve a ganar los comicios y que los populares se pueden entender “en muchas cosas con el PNV”.

En una entrevista concedida a El Correo, recogida por Europa Press, Rajoy afirma que “sería una noticia pésima que Podemos se pueda convertir en la segunda fuerza, como dicen algunas encuestas”, y advierte al PSOE que “debería despertar”. Asimismo, cree que hablar de pactos cuando aún no se han celebrado las elecciones “no tiene ningún sentido”. “Tras las elecciones del 20 de diciembre mi planteamiento fue pactar con el PSOE y que Ciudadanos se sumase aunque no hiciera falta. Visto ahora con perspectiva, ¿qué hubiera sido mejor? ¿Ese pacto o repetir las elecciones, teniendo en cuenta además que Podemos puede quedar segundo?”, se pregunta. 

Rajoy afirma que, “en principio”, lo que hizo “volvería a hacerlo si el 26 de junio se repitiesen los resultados”, por lo que “sí” buscará el acuerdo con el PSOE y Ciudadanos.

Por su parte, el candidato socialista, Pedro Sánchez, ha defendido hoy que, aunque el cambio no es “patrimonio exclusivo” del PSOE y que cuantas más personas se sientan identificadas con el gobierno del cambio “más poderoso” será ese cambio, “si no gana el PSOE, en España no habrá cambio” el próximo 26 de junio. “El cambio no tiene intermediarios, el cambio es decir sí a la papeleta del PSOE”, ha dicho Sánchez, que ha proclamado que su proyecto se llama socialdemocracia, mientras que “el de Rajoy se llama Rajoy”.

Sánchez ha prometido que si gana las elecciones habrá un gobierno “progresista”, “dialogante”, “limpio” y “social”, y que será “generoso”. “Lo que no han sido conmigo”, ha apostillado. El candidato socialista ha arrancado su precampaña con un acto multitudinario en Madrid, acompañado por el expresidente José Luis Rodríguez-Zapatero, los exsecretarios generales del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba y Joaquín Almunia, los miembros de su “equipo del cambio”, los candidatos al Congreso y al Senado y los líderes territoriales y presidentes autonómicos del PSOE.

A su vez, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta, ha asegurado que su formación solo apoyaría un Gobierno del PP entrando en él y si Mariano Rajoy no es el presidente. En una entrevista con Servimedia, Girauta reconoció que le hizo "mucha gracia" que Mariano Rajoy explicara su continuidad porque no tiene "sucesor natural". Eso es algo que podrían decir Frank Sinatra o Elvis Presley, dijo, pero en política esa afirmación "me deja asombrado, porque tampoco estamos hablando de Churchill, con todos mis respetos al señor Rajoy, al que considero una persona muy seria e incluso le reconozco que es un buen parlamentario cuando quiere". Girauta considera que esa afirmación implica "un acto de vanidad que refleja una concepción del poder que a mí me preocupa un poco". Rajoy, añadió, "tiene sucesor natural o artificial, como todos los políticos. Aquí no hay nadie que sea imprescindible, por suerte".

El máximo deseo de Ciudadanos tras las próximas elecciones es que pueda haber el mayor acuerdo posible entre los partidos constitucionalistas. Si su formación es fuerte, aseguró, habrá en España una etapa de profundas reformas y de regeneración, y "no la puede liderar Mariano Rajoy". Girauta reprochó al PP su campaña "de acoso y derribo" a Ciudadanos, que si les sale bien debilitará a la formación de Rivera y si le sale mal podría debilitar a Rajoy, con lo cual en cualquier caso se está perjudicando la posibilidad de sumar.

Finalmente, el secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, ha considerado que la coalición Unidos Podemos está ante “un momento histórico”, aunque ha valorado con “cautela” las encuestas que la sitúan como segunda fuerza por delante del PSOE. En declaraciones a los periodistas en Langreo antes de participar en un acto de campaña, Errejón ha considerado posible “ganarle al PP” y ha anunciado que si al PSOE le toca “el papel de árbitro” tras los comicios, se le ofrecerá entrar en “el gobierno del cambio”.

“Podemos siempre ha tomado con cautela las encuestas y también en este caso las cogemos con alfileres, pero nuestra encuesta, la de la gente en los actos y en las calles, nos dice que podemos ganarle al PP”, ha indicado.