Farmacéuticas
Logo de la alemana Bayer Healthcare
Logo de la alemana Bayer Healthcare REUTERS

Bayer lanza una opa hostil sobre Monsanto

La oferta de compra de Bayer sobre Monsanto se trata de "una propuesta no vinculante y no solicitada", afirma la empresa de transgénicos.

No se ha desvelado el importe de la operación.

Los rumores de los últimos días se han hecho ciertos. La alemana Bayer ha presentado una oferta para hacerse con la estadounidense Monsanto, que actualmente vale alrededor de 37.500 millones de euros, para crear el líder mundial en agricultura. La empresa norteamericana aseguró en un comunicado que se trata de una opa no acordada que ahora pasará a estudiar el consejo de administración.

El mercado no recibió con agrado el movimiento de Bayer y sus acciones se desplomaron un 8,20% en la jornada de ayer, hasta los 88,51 euros, en lo que supone su nivel más bajo desde los últimos dos años. Desde que algunos medios estadounidenses informaran de la posible operación el pasado día 12 de mayo, las acciones se han desplomado por encima del 12,87%, a mínimos desde abril de 2014.

UBS Global Asset Management, uno de los accionistas de la empresa alemana, aseguró que se encontraba “profundamente preocupado” por el impacto que tendría la operación en la situación financiera de Bayer. El inversor aseguró que al no contar con capacidad para abordar el endeudamiento necesario para esta operación, podría verse lastrado el valor de la compañía.

BAYER 76,42 1,08%
MONSANTO COMPANY 127,95 0,02%

Para abordar la financiación de esta operación, Bayer estaría estudiando la venta de algunos de sus negocios, según Bloomberg. En concreto, sería su división de veterinario y el 69% que aún mantiene de la filial de plásticos Covestro. Por ambas operaciones podría lograr entre 10.000 y 11.000 millones de euros.

Ninguna de las compañías aportaron más datos sobre la operación. Monsanto aseguró que cuando el consejo de administración tome una decisión sobre aceptar o rechazar el acuerdo, publicarán más información. Morgan Stanley y Ducera son los asesores financieros por parte de la compañía estadounidense.

El acuerdo, de cerrarse, se uniría a la tendencia a la concentración en el sector, que se ha visto lastrado en los últimos años por la caída continuada de los precios del trigo. La mayor operación fue la fusión de DuPont por Dow Chemical, valorada en 118.000 millones. También China National Chemical adquirió este año la suiza Syngenta por 41.300 millones.

El precio final del posible acuerdo entre Bayer y Monsanto no se ha aportado por ninguna de las compañías. Sin embargo, Jeremy Redenius, analista de Bernsteim Research citado por Reuters, cifró la operación en 41.900 millones, a lo que habría que añadir unos 6.700 millones de deuda. Los analistas de Citi elevaron el valor del acuerdo a entre 57.000 y 65.000 millones.

La unión de ambas compañías se convertiría en el líder mundial en el sector, aprovechando la fortaleza de Bayer, como segundo en el ránking en productos químicos, con una cuota del 18%, y el liderazgo de Monsanto en semillas, con una cuota del 26% en todo el mundo. Esta fusión, unida a la de Dow y DuPont haría que ambos negocios pasaran de seis grandes corporaciones internacionales a cuatro.

Bayer y Monsanto han mantenido en los últimos meses negociaciones con el fin de alcanzar algún tipo de acuerdo que podría pasar desde la venta de activos de la alemana a la estadounidense o a la creación de empresas conjuntas. La operación llega cuando Monsanto se ha visto obligada a reducir sus previsiones, tras haber recortado en un 51% los beneficios, y después de fracasar en los últimos meses hasta en tres ocasiones en su intento por hacerse con Syngenta. Desde que comenzaran los rumores, la compañía ha visto cómo sus acciones crecían un 13,18%, con una subida ayer a media sesión del 4,98%, hasta los 101,91 dólares. En los últimos 12 meses su valor ha caído un 19%.

Por su lado, Bayer aborda la propuesta apenas unas semanas después de que Werner Bauman fuera nombrado consejero delegado del grupo alemán. La empresa aseguró en un comunicado que el acuerdo reforzaría su línea de negocio llamada ciencias de la vida. El grupo alemán cerró el primer trimestre con una facturación de 11.940 millones, de los que 3.889 millones provino del negocio farmacéutico, 408 millones del de salud animal y 3.025 millones de la división de agricultura.