Consumo sostenible

¿Preocupa el medio ambiente a la hora de comprar un coche?

El bolsillo prima aún sobre la ecología, plero el usuario elige cada vez más vehículos sostenibles

¿Preocupa el medio ambiente a la hora de comprar un coche?

A la hora de comprar un coche, ¿valoran los españoles si el vehículo contamina menos, ahorra combustible o si supera los 15 años de vida, en caso de que sea de segunda mano? En definitiva, ¿son consumidores responsables, preocupados por el deterioro del medio ambiente?

En teoría, sí, hay una mayor conciencia entre los conductores, ya que un 57,6% se ha planteado adquirir uno más ecológico. Y es más visible en las mujeres, ya que el 53% muestra una mayor sensibilidad respecto a las emisiones de gases, según un estudio reciente de la consultora Pons Seguridad Vial, la revista Autofácil y la plataforma online de vehículos AutoScout24.

El problema está en la práctica, cuando se materializa la compra, donde prima indiscutiblemente el precio, revela este primer informe sobre los Españoles ante la nueva movilidad: percepciones y hábitos de compra de vehículos, que recoge la opinión de 4.000 conductores. El escaso conocimiento, la desconfianza en las nuevas tecnologías y el precio excesivo (desde 30.000 euros) son las razones que influyen, explica Juan Hernández, director de Autofácil.

El parque de autos verdes ha crecido un 106,5% en los últimos cinco años

La falta de infraestructuras hace que los usuarios descarten, por ejemplo, uno eléctrico. “La ansiedad que genera quedarse sin batería en el coche es parecida a la del móvil, aunque aquí te quedas tirado”, manifiesta. Esta es la principal inquietud entre los usuarios. “El precio y las infraestructuras son una barrera muy grande”, afirma David Herranz, director de marketing de AutoScout24. No obstante, reconoce que la oferta es todavía insuficiente para reclamar más puntos de recarga.

Así, queda constatado que la contaminación no es decisiva en la compra, sobre todo cuando antes pesan, además del precio, el diseño, tamaño y capacidad o la marca, apunta el estudio. Cabe destacar que el consumo se sitúa en segundo lugar.“La transición a la movilidad sostenible es un proceso bien asentado que verá sus frutos en el largo plazo”, opina Jaime Silos, director de desarrollo corporativo de Forética.

Y cala poco a poco, por el deseo compartido de consumidores, gobernantes e industria de mejorar su calidad de vida mediante la búsqueda de soluciones eficientes, añade Pilar García, portavoz del Grupo BMW en España.

Futuro eléctrico

 A partir de 2020, y a medida que baje el coste de las baterías, el vehículo eléctrico será la opción más económica frente a los de gasolina o diésel, prevé un estudio de Bloomberg New Energy Finance. Y representará el 35% de las ventas en 2040.

La matriculación de vehículos alternativos (híbridos y eléctricos) en España subió un 106,5% entre 2011 y 2015, hasta las 82.234 unidades, indica el Barómetro de Seguridad Vial y Medio Ambiente Bosch-Anfac. En tanto, la fabricación total a 2015 asciende a 32.793 vehículos en España. El híbrido es el rey, aunque el eléctrico e híbrido enchufable registran desde 2011 los mayores aumentos.

“Es un comportamiento robusto, si se tiene en cuenta que el PIB ha estado en negativo durante más de la mitad de este periodo y pese al desplome del petróleo, en esta primera oleada de compras prevalecieron los atributos ecológicos del producto”, insiste Silos. España tiene 12 millones de “consumidores conscientes” que están dispuestos a seleccionar productos sostenibles, indica un informe de 2015 de esta entidad.

Pero en el caso del coche ecológico, se manifiesta una clara sensibilidad al coste, alerta. “Para que nuestra decisión sea responsable, necesitamos un incentivo económico y tener muy claras las consecuencias medioambientales de utilizar un vehículo”, cree Shara Martín, directora general de Pons Seguridad Vial, que pide una “involucración real de la Administración y mejor información”.

  • Beneficios

La menor emisión de partículas nocivas es una de las ventajas fundamentales. Pero, ¿es verde su fabricación? Herranz, de AutoScout24, advierte de que muchos se producen con fuentes muy contaminantes, como el carbón. Por tanto, la responsabilidad reacae también en la industria.

Otro beneficio es el ahorro de hasta el 15% en el consumo de combustible. También, las reducciones en el impuesto de circulación, aparcamiento y en la compra de uno nuevo mediante programas de ayuda estatales como el plan Movea del Ministerio de Industria, que da continuidad al Movele, dotado de 16,6 millones y que, según el vehículo, otorga desde 200 euros para bicicletas hasta 20.000 para autobuses y autocares.

El plazo de solicitud vence en octubre. O el de la Comunidad de Madrid para autónomos y pymes, que oscila entre 2.000 euros y 6.000 euros, dependiendo de la cantidad de emisiones. “Al final, el mix del parque móvil es lo que reducirá la contaminación”, concluye Hernández.

Consejos para una adecuada elección

Quiere un coche limpio, pero desconoce qué factores determinan su eficiencia. Si es nuevo, fíjese si cumple la normativa Euro VI que limita las emisiones de gases en la Unión Europea, poniendo el foco en los óxidos nitrosos al situarlo en 80 mg/km, sugieren en AutoScout24.

Aunque lo primero a tomar en cuenta es el uso. Si es para desplazamientos urbanos e interurbanos, inferior a 12 km, lo mejor es un híbrido, híbrido enchufable (gasolina-electricidad), con una autonomía de hasta 50 km; o eléctrico, que llega a 200 km en el caso de un Nissan Leaf (35.000 euros); a los 300 km, el BMW i3 (40.000 euros) y a 400 si se trata de un Tesla, aconsejan desde Autofácil. En cambio, si es para trayectos largos, superior a 15.000 km, el diésel es la mejor decisión. Y gasolina si es para conducción de montaña.

El tamaño del motor también influye, si es grande, de mayor cilindrada, consumirá y contaminará más. Sin embargo, no hay que demonizar las tecnologías fósiles, advierten los expertos: si un híbrido se usa como un auto de carrera o viajes puede ensuciar tanto como un diésel. Igualmente, si se estropean los filtros de partículas.

Si elige uno de segunda mano, evite los mayores de 15 años. “El 10% de los coches que circulan por las ciudades son viejos y generan el 90% de la contaminación”, avisa Juan Hernández, de Autofácil. Esta tendencia confluye con una demanda de mejora del transporte público y fomento de trayectos a pie o en bici, y el rechazo a la vez de las restricciones impuestas, por ejemplo en Madrid para limpiar el aire. Pero “molesta que nos prohíban”, advierten en AutoScout24. Sobre todo cuando los automóviles diésel suponen todavía el 50% del mercado, refleja el último informe de la consultora Roland Berger.