Destinos europeos

De lo celta a la vanguardia en el sur de Gales

Cardiff renacido y los secretos de la comarca de Pembrokeshire.

Tenby es un pueblo marinero en Pembrokeshire. Es famoso por su vida nocturna y sus restaurantes de pescado.
Tenby es un pueblo marinero en Pembrokeshire. Es famoso por su vida nocturna y sus restaurantes de pescado.

Una vez se cruza el río Severn ya no hay vuelta atrás, entramos en territorio celta. A tan solo dos horas al oeste de Londres se esconde Gales, un país tan desconocido como asombroso; verde como pocos, de rocosa costa, de castillos y abadías medievales y de una lengua y carácter propio. Una tierra de reyes como Arturo o los Tudor y de leyendas como la del dragón atrapado en su bandera.

Cardiff es su capital y en su día el puerto carbonero más importante del mundo. Incapaz de renunciar a su identidad industrial, ha sabido renovarse con buenas dosis de vanguardismo. Casi nadie se espera demasiado de Cardiff y a todo el mundo le gusta nada más llegar. Es una ciudad acogedora y familiar, pero también divertida, moderna y atrevida. Con poco más de 300.000 habitantes, cuesta bien poco recorrerla a pie.

Como cualquier ciudad, tiene su catedral, pero además Cardiff cuenta con otro extra: el Millennium Stadium. El rugby aquí es mucho más que una tradición, de hecho, es casi un dogma, por ello, este impresionante estadio construido en 1999 para albergar la final de la Copa Mundial es un símbolo más de este país.

Rugby y leyendas a solo dos horas de Londres

No muy lejos, después de curiosear por las galerías de tiendas, bares, pubs y pequeños restaurantes que conectan las anchas calles peatonales nos encontramos el Castillo de Cardiff.

Excéntrico y grandioso, de estilo neogótico con detalles de mármol, dorado y tallas de madera. Desde el siglo XIX pertenece al clan Bute, que ha dejado seria impronta en esta ciudad. Si se desciende por la larga avenida que lleva su nombre se llega a la bahía de Cardiff, el otro centro neurálgico de la ciudad. Esta zona ha sufrido una enorme transformación al pasar de un oscuro puerto mercante a un área renovada, de actividades lúdicas y con gran oferta en restauración.

La arquitectura vanguardista ha encontrado aquí en la bahía un lugar perfecto donde asentarse. En el Centro de Visitantes Cardiff Bay (The Tube) se podrá informar y planear su jornada galesa. El Pierhead Building es una construcción decimonónica que recuerda a una iglesia y que llama la atención por estar recubierta de ladrillo rojo.

Castillo de Carew
Castillo de Carew.

Justo al lado, Y Senedd, que alberga el Senado, obra de Richard Rogers, arquitecto que diseñó la T4 de Madrid y que recuerda bastante a la misma por su estructura de madera. Acudir a algún espectáculo en el Wales Millennium Centre, sede de la Ópera Nacional, es una estupenda forma de concluir el día.

De vuelta al centro y aprovechando la llegada le buen tiempo, el Parque Cathays es un buen lugar para tumbarse, holgazanear y disfrutar, por fin, del sol. Por si fuera poco, está custodiado por edificios tan emblemáticos como la Universidad, el Palacio de Justicia, el Ayuntamiento o el Museo Nacional, que tiene una más que notable colección impresionista con obras de Cézanne, Van Gogh, Monet o Renoir.

Con pena se deja esta ciudad, pero nos consuela el destino: Pembrokeshire. Se localiza a dos horas por carretera desde Cardiff y por el camino hay que hacer una parada en Swansea. Su poeta Dylan Thomas creía que era una “encantadora y fea ciudad”, aunque ahora está mucho mejor que en su época.

Los futboleros tienen el Liberty Stadium de la Premier League y los senderistas, la magnífica península de Gower al lado.

El suroeste de Gales está presidido por el condado y el Parque Nacional costero de Pembrokeshire, de escarpados acantilados, cuevas, grandes bahías y playas, pueblos de pescadores y castillos entre infinitos campos de ovejas.

El Parque Nacional de la comarca costera

Isla de Santa Catalina
Isla de Santa Catalina y playa deTenby.

Tenby. Este precioso pueblo costero, siempre a rebosar de ambiente, es el punto perfecto para iniciar cualquier ruta por Pembrokeshire.

St Govan’s Chapel. Es una antigua ermita cristiana escondida entre los gigantes acantilados del sur del condado.

Saint Davids, la ciudad británica más pequeña. Se encuentra en el extremo occidental de Gales y su catedral fue un importante centro de peregrinaje.

Solva, antiguo puerto contrabandista entre precipicios con excelentes restaurantes y galerías.