Resultados empresariales

Pallete advierte de interferencias políticas en la venta de O2

Recuerda que la CE aprobó operaciones muy similares en Alemania, Irlanda y Austria

Telefónica no sabe si Bruselas bloqueará la venta de O2 a Hutchison

La operadora dice que está mejor posicionada que cuando se acordó la venta hace un año

Tienda de O2.
Tienda de O2.

El nuevo presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha advertido de interferencias políticas ante la decisión de la Comisión Europea sobre la venta de O2, filial británica del grupo, a Hutchison. En una conference call con inversores, el directivo ha indicado que motivos políticos como el referéndum del Brexit podrían afectar la decisión de Bruselas sobre la operación. "El debate sobre el Brexit está contaminando el ambiente", indicó. 

Pallete ha recordado que la Comisión Europea aprobó en el pasado operaciones similares en países como Alemania, Austria e Irlanda. En su opinión, las propuestas que ha presentado Hutchison para obtener la aprobación de la compra de O2 no tienen precedentes.

El presidente de Telefónica defendió que O2 sigue siendo activo de gran valor que ha continuado creciendo. En cualquier caso, Pallete aseguró que Telefónica maneja otras medidas destinadas a mejorar su flexibilidad financiera. 

En la misma conference call, Ángel Vilá, director financiero de Telefónica, ha señalado que la compañía está analizando distintas desinversiones de activos no estratégicos junto a participaciones minoritarias en otras empresas. 

Vilá insistió en que no hay prisa en tomar una decisión sobre O2 si se bloquea la venta, y añadió que entre las alternativas para la división británica estarían una venta parcial, una venta total, salir al mercado o buscar una solución mediante fusiones o adquisiciones. El ejecutivo indicó que la compañía considera la posibilidad de emitir híbridos en el caso de que la operación de O2 no fuese finalmente aprobada pero, en ningún caso, tomaría medidas que pudieran tener efectos dilutivos.

Con anterioridad, Ronan Dunne, consejero delegado de O2, filial británica de Telefónica, defendió esta mañana que esta compañía está muy bien posicionada aunque la Comisión Europea decida bloquear su venta a Hutchison. En una entrevista en Bloomberg, el ejecutivo ha reconocido que nadie sabe todavía si Bruselas vetará la operación, valorada en 10.250 millones de libras (unos 12.900 millones de euros).

Dunne ha indicado que si el acuerdo se bloquea, la decisión afectará más a Hutchison que a Telefónica. El ejecutivo ha destacado que O2 es un activo excepcionalmente fuerte en Reino Unido.

Además, ha defendido que Telefónica tiene varias opciones si la venta de O2 es bloqueada, y ha destacado que los negocios de la operadora en España y otros mercados son ahora más fuertes que hace un año, cuando se decidió la venta de la filial británica. “Estamos bien posicionados, ocurra lo que ocurra”, ha dicho Dunne.

Telefónica y Hutchison llegaron a un acuerdo en la primavera de 2015 para la venta de O2. La intención del grupo asiático pasa por integrar O2 con su filial británica Three, una operación que supondrá la reducción de cuatro a tres del número de operadores de red. Una reducción que sí ha tenido lugar en otros países europeos como Alemania, Austria e Irlanda, aprobada por la Comisión Europea.

En los últimos dos meses, las autoridades reguladoras británicas han presionado a Bruselas para que vete la operación, asegurando que provocará un aumento de los precios para los usuarios británicos. El proceso ha coincidido en el tiempo con la campaña electoral del Brexit, el referéndum que tendrá lugar el 23 de junio sobre la permanencia o no de Reino Unido en la UE.

La Comisión Europea tiene de plazo hasta el 19 de mayo para tomar una decisión definitiva.