Emisiones

La UE frena en seco el plan para relanzar las titulizaciones

El eurodiputado Pablo Zalba lamenta que se estigmatice el uso de derivados

ADE01 FRÁNCFORT (ALEMANIA) 21042016.- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi
ADE01 FRÁNCFORT (ALEMANIA) 21/04/2016.- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi EFE

La propuesta de la Comisión Europea para recuperar el mercado de titulizaciones, moribundo desde la caída de Lehman Brothers en 2008, ha encallado. El Parlamento Europeo ha frenado en seco su tramitación y el sector financiero teme que la normativa acabe siendo demasiado restrictiva o que tarde mucho en llegar.

El comisario europeo de Mercados Financieros, Jonathan Hill, hizo ayer balance de su plan para crear la Unión de Mercados de Capital y presentó un informe que, a su juicio, “muestra que hemos cumplido los compromisos asumidos el pasado mes de septiembre”. Una de las medidas estrella de ese plan, sin embargo, se ha estrellado contra el Parlamento Europeo, que ha frenado la normativa para recuperar la emisión de titulizaciones.

Bruselas quiere revitalizar ese negocio, que permite a los bancos convertir su cartera de créditos en bonos comercializables y dispersar así el riesgo. Ese mercado llegó a alcanzar los 2,4 billones de euros en 2010 pero cayó a poco más de la mita. Las emisiones anuales han pasado del pico de casi 800.000 millones en 2008 a poco más de 200.000 millones, según datos publicados ayer por el departamento de Hill.

Las cifras

2,4 billlones de euros llegó a sumar el mercado europeo de titulizaciones antes de la crisis de lashipoteas basura.

50% de caída sufrió de media la emisión de titulizaciones en Europa tras el colapso de Lehman Brother y aun no se ha recuperado.

150 mil millones de euros aumentaría el crédito en Europa con la revitalización de las titulizaciones, según la CE.

Los grupos parlamentarios, en particular los de izquierda, se niegan a tramitar el proyecto legislativo (un Reglamento y la enmienda de otro) con la celeridad que desearía Jonathan Hill,

Los socialistas, además, exigen que se avance en paralelo en el proyecto de creación de un fondo europeo de garantía de depósitos bancarios, una iniciativa vetada por ahora por Berlín y que no tiene visos de hacerse realidad hasta dentro de muchos años.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, supedita la creación de ese fondo a la imposición de un límite a la deuda pública que pueden acumular los bancos. Las tres iniciativa están así atrapadas en un bucle difícil de desenredar.

El Banco Central Europeo ha terciado en el debate expresando su “enorme interés en la recuperación sostenible del mercado europeo de titulizaciones” por considerarlo de gran importancia para la transmisión de su política monetario. El organismo presidido por Mario Draghi ha pedido, en un dictamen emitido el 11 de marzo, “que se evite la incertidumbre sobre el calendario de adopción de la propuesta”.

Pablo Zalba, eurodiputado del grupo Popular y ponente de uno de los textos legislativos, lamenta el estigma que arrastran las titulizaciones “porque se siguen asociando a las llamadas hipotecas basura”. Zalba asegura que ahora se trata “de poner en marcha un sistema de titulización claro y transparente, que agrupará riesgos de buena calidad”.

El eurodiputado celebra que “al menos, hemos logrado ya arrancar un calendario de tramitación”. Esa hoja de ruta tentativa, sin embargo, no prevé una primera votación en el Pleno del Parlamento hasta diciembre de este año como pronto, más de 15 meses después de que la CE aprobase su proyecto.

El proyecto arrancó el pasado mes de septiembre a una sorprendente velocidad para una iniciativa tan polémica. En apenas tres meses, los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) pactaron en diciembre de 2015 los textos de los dos Reglamentos que deben servir de base para el desarrollo del multimillonario negocio. “La propuesta ha avanzado a una velocidad récord”, celebró Hill, impulsor de la iniciativa.

  • Inquietud del sector

Las prisas respondían, tal vez, a la prometida recompensa. El departamento de Hill calcula que el crédito al sector privado aumentará hasta 150.000 millones de euros si el mercado de titulizaciones vuelve a los volúmenes de antes de la crisis, lo que supondría u incremento del 1,6% en el crédito disponible para empresas y hogares. Pero el entusiasmo de Hill no es compartido por el sector.

Grandes asociaciones de finanzas (AFME) mercados bursátiles (ICMA), fondos (EFAMA) y seguros (Insurance Europe) han advertido en un informe conjunto sobre el riesgo de que la norma consagre “un trato diferenciado de los derivados, en relación con otros instrumentos de capital, que socavará la posibilidad de recurrir a la titulización. La industria también considera demasiado duro el régimen sancionador y las obligaciones de retener parte del riesgo de cada emisión.