Debut en Bolsa el miércoles

Telepizza no arriesga y fija el precio casi en el mínimo, a 7,75 euros

El precio de referencia para la salida a Bolsa de Telepizza será de 7,75 euros por acción

Es el mínimo de la nueva horquilla fijada el viernes, de 7,75 a 8,75 euros por acción

Un repartidor de Telepizza.
Un repartidor de Telepizza.

La colocación de Telepizza se cubrió en una hora, pero los bancos encargados de pilotar el reestreno de la cadena de restauración en Bolsa han preferido curarse en salud. La demanda cubre en varias veces la oferta, pero aun así han preferido concederle margen de subida. La compañía se valoró en un principio entre los 727 y los 907 millones de euros, con un precio por acción de 7 a 9,5 euros.

El viernes, ya con los libros asentados, los bancos que coordinan el estreno decidieron estrechar la banda hacia la parte media y la dejaron entre los 7,75 y los 8,75 euros por título. Finalmente, y aunque los libros se han cerrado a las 16.00 (hora española), los coordinadores ya han decidido que el precio adecuado es el de 7,75 euros. Este precio implica una valoración de unos 780 millones de euros, inferior a los 850 millones que pagaron Pedro Ballvé y el fondo de private equity Permira.

La cadena de pizzerías, para la que las casas de análisis de los bancos colocadores –Merrill Lynch y UBS son los coordinadores, ayudados en un segundo escalón por BBVA, Barclays y Nomura y en un tercero, por Santander, Banca IMI e ING– habían dado unas tasaciones entre los 850 y los 1.350 millones de euros.

Las cifras que quieren captar tanto la empresa como los accionistas están escritas en piedra. Telepizza quiere 118 millones de capital para reducir su deuda neta hasta los 160 millones de euros, mientras que Permira, Carbal –la sociedad de Pedro Ballvé– KKR y los demás accionistas, entre los que hay otros fondos, querían conseguir al menos 432 millones. Si finalmente se ejecuta el green shoe –para el que ya existe demanda pero dependerá de si el valor necesita de estabilización por parte de UBS en los 30 días naturales posteriores al debut–, ese importe aumentará en 43 millones de euros.

La empresa no cuenta con el dividendo como gancho. Telepizza descarta el pago de retribución a corto plazo, según fuentes próximas a la transacción. El importe de los beneficios irá destinado de manera íntegra a los planes de crecimiento del grupo, que incluyen “explorar oportunidades selectivas y complementarias de consolidación en el mercado global de pizza, que sigue fragmentado”. La compañía avisa en el folleto que, tras haber alcanzado 80 millones de beneficios en el ejercicio de 2014, tras ocho años consecutivos de pérdidas, que en 2015 la empresa obtuvo 1,1 millones de resultado negativo. Los números rojos se extenderán también al presente ejercicio, debido a las amortizaciones, según explica el grupo. 

En el caso de Telepizza, la empresa optó el pasado viernes por estrechar su banda de precios, desde la inicial fijada entre los 7 y los 9,5 euros por acción a una horquilla entre los 7,75 y los 8,75 euros, lo que dejará su capitalización en el entorno de los 800 millones. La empresa de comida rápida y sus colocadores, liderados por Merrill Lynch y UBS, fijarán hoy su precio de salida a Bolsa, prevista para el miércoles. La puesta de largo de Dominion se hará exactamente el mismo día, después de establecer esta tarde el precio.