Fusiones bancarias

La AEB vería un fracaso que no haya bancos paneuropeos

La patronal bancaria advierte que el sector debe volver a cobrar por los servicios

Insta a la banca a avanzar en la digitalización y a profundizar la reestructuración

El presidente de la patronal bancaria AEB, José María Roldán, durante su intervención hoy en la segunda jornada del XXIII Encuentro del Sector Financiero.
El presidente de la patronal bancaria AEB, José María Roldán, durante su intervención hoy en la segunda jornada del XXIII Encuentro del Sector Financiero. EFE

"Veremos la aparición en la eurozona de bancos paneouropeos, presentes en casi todos los países y con importantes cuotas de mercado en ellos", ha vaticinado el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, avanzando eso sí que "habrá que esperar por el actual entorno de tipos".

"Para cualquier banco es una operación difícil por el estrés en el capital regulatorio y porque no ofrezcan soluciones a corto plazo" a la hora de combatir el estrechamiento de márgenes del negocio, ha argumentado.

Pero, "si en una década la Unión Bancaria no genera bancos paneuropeos en una década, este proyecto habrá sin duda fracasado", ha sentenciado en su intervención durante la segunda sesión del XXIII Encuentro del Sector Financiero que organiza Deloitte con la colaboración de ABC y Sociedad de Tasación.

Roldán asume que hay un exceso de bancarización en Europa aunque en España ya se ha avanzado en revertirlo con la reducción de 45 a 15 entidades y el ajuste del 30% de oficinas y empleados de los últimos años, que "ha devuelto al sector a su dimensión de los años 80".

Sin embargo, ha dicho, "el proceso de búsqueda de la mejora continua, ya que la presión de los bajos tipos de interés obliga a mejorar la eficiencia". En una industria con rendimientos a escala una manera de mejorar la eficiencia es mediante fusiones, ha sostenido Roldán.

"La fusiones si se producen, serán amistosas y bendecidas por el supervisor", ha augurado, considerando estos matrimonios deseables "no sólo para las entidades resultantes sino para que el conjunto del sector bancario salga reforzado".

  • Pagar por el servicio y digitalizase

Pero no será el único cambio que haya que abordar. "La clientela tendrá que acostumbrarse a pagar por servicios que antes era gratuitos, no será fácil ni pacífico", ha avanzado le presidente de la patronal bancaria, pero "también ocurre en otros campos como la prensa o la música".

El otro cambio clave, ha apuntado Roldán, será "la revolución digital" con impacto en dos áreas, "los nuevos proyectos fintech, que demostrarán en unos años su fiabilidad y capacidad de competir con los bancos", y el ebanking, o la capacidad de conectar con los clientes por canales digitales.

"No todo irá como se espera, por la incapacidad de las propuestas, porque el ciclo crediticio demostrará más pronto que tarde lo complejo que es una buena valoración de riesgo", ha advertido el presidente de la AEB señalando que son más importantes las tecnologías aprovechables que los proyectos concretos que van surgiendo.

La tendencia de aprovechar "los canales telemáticos y el abandono de los tradicionales será intensa en la próxima década", ha dicho asumiendo que no sólo es un tema generacional, ya que los usuarios de mayor edad cada vez utilizan más la banca online.

  • Regulación digital

"Pero un ámbito donde todo debe cambiar es en la regulación del entorno digital. Si no, no podrá desarrollarse o lo hará al margen de la legalidad", ha reclamado, exponiendo la necesidad de legislar un nuevo modelo de lucha contra el plan.

Roldán considera que leas autoridades deben legislar mirando a los nuevos canales digitales en ámbitos como la lucha contra el blanqueo, la extensión de garantías del mundo financiero a internet o el modo mismo de desarrollar normas ante un mercado que cambia día a día.

"No aceptaremos que los nuevos jugadores sean sometidos a regulación más laxa cuando no la realizan bancos. A igualdad de riesgos, igualdad de normas", ha reivindicado el presidente de la patronal de los bancos.

Roldán también ha reclamado avances en la unión del mercado de capitales que vayan en paralelo al desarrollo de la unión bancaria para consolidar una financiación alternativa a la bancaria.

  • Retos de futuro

El presidente de la patronal bancaria ha concluido destacando que la banca española sigue expuesta a retos como los bajos tipos de interés y la creciente regulación lo que dificulta obtener la rentabilidad que esperan los accionistas.

Roldán ha asegurado, sin embargo, que el sector lleva mucho avanzado en su ajuste de estructura y su digitalización, lo que le permite afrontar el futuro con cierta ventaja competitiva frente al sector financiero de países vecinos.

"Los bancos han demostrado una prodigiosa capacidad de superación de adversidades y de adaptación", ha dicho, señalando, no obstante, que es necesario que el entorno macroeconómico siga mejorando, que el marco regulatorio se estabilice y la política de tipos tienda a normalizarse.