Convenio de banca

La banca pacta un alza salarial del 4,5% hasta 2018

Bancos y sindicatos han pactado un nuevo acuerdo laboral

Rebaja de los salarios de entrada para incentivar nuevas contrataciones

El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán. EFEArchivo
El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán. EFE/Archivo EFE

Tras 14 meses de negociación, patronal y sindicatos han logrado consensuar un nuevo convenio colectivo que regirá las condiciones laborales de los 100.000 empleados de los bancos españoles durante el periodo 2015 a 2018.

Durante la firma del nuevo marco, en la tarde de este martes, unos y otros destacaron que este acuerdo servirá para arrojar algo de “certidumbre” al nuevo proceso de reestructuración que afronta el sector financiero.

“Se anuncia a bombo y platillo una nueva amenaza al conjunto del sector, porque las entidades anuncian un nuevo adelgazamiento de plantillas, cierre de sucursales y pérdida de empleos. Abordar ese proceso sin convenio, porque a eso nos aboca la reforma laboral, era para nosotros una situación imposible”, declaró a la prensa José Miguel Villa, secretario general de la Federación de Servicios de UGT.

“Es un convenio que permite la modernización” del sector, expuso José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), que lo ve “forzado desde fuera a una transformación” tanto por “una regulación mucho más exigente” como “por una revolución digital que sí o sí va a estar y de la que tenemos que ser precio aceptantes”, dijo.

El convenio, sostuvo, “en términos de costes da certidumbres y eso compensa algunas incertidumbres como la velocidad del impacto de la revolución digital, de la que quedan flecos por aclarar, y la propia incertidumbre económica y política”, añadió en referencia a la ausencia de Gobierno y a la presión que ejercen sobre los márgenes los tipos cero.

  • Alza salarial

El nuevo convenio colectivo de los bancos españoles establece un incremento salarial mínimo del 4,5% en el periodo 2015 a 2018 pese al actual entorno de inflación cercana a cero y a la caída de la rentabilidad del negocio.

En concreto, no se aplicará subida por el ejercicio pasado pero se abordará un alza del 1,25% para este año; otra del 1,50% para 2017 y un incremento del 1,75% en 2018.

Estas cifras podrían incrementarse hasta alcanzar un alza acumulada del 5% al final del periodo en función de los resultados del sector. En concreto, si para 2018 el Resultado de la Actividad de Explotación (RAE) sectorial supera en un 15% el del ejercicio 2014 se aportará un 0,25% más, y si la variación llegara o superara un 30%, se le sumaría un 0,25% adicional.

El presidente de la AEB calificó este incremento de “moderado como corresponde a la situación de la economía y del sector” financiero, dijo en referencia al estrechamiento de márgenes que provoca la política de tipos cero impuesta por el BCE.

El convenio también insta a las entidades a avanzar hacia una media de 17,25 pagas anuales y modifica la actual escala salarial, que diferenciaba técnicos de administrativos, para denominar “técnicos de banca” a todos los empleados del ramo.

  • Marco para la reestructuración

Más allá de sentar un marco estable de condiciones salariales (ver información adjunta), el convenio aborda algunas cuestiones específicas que atañen a la segunda fase de reestructuración que encara la banca con ajustes como el que acaba de anunciar Banco Santander.

Así, de un lado, el acuerdo incluye una “cláusula de negociación previa a cualquier proceso de reestructuración” que implica que antes de iniciar un ajuste laboral se abrirá un proceso de diálogo, anterior al mes de negociación al que obliga la ley, con los sindicatos.

Además, el convenio marca “la utilización preferente de medidas de flexibilidad interna tales como, entre otras, la suspensión de contratos de trabajo y excedencias, la reducción de jornada, la movilidad funcional y geográfica y la modificación sustancial de las condiciones de trabajo”, como vías preferentes frente a los despidos.

  • Nueva escala salarial

Por otra parte, el convenio establece una nueva escala salarial inferior a la del nivel 11 (que conlleva un sueldo base de 21.000 euros anuales frente a los 52.000 euros de sueldo base del nivel 1), la más baja que existía hasta la fecha.

El denominado “nivel de acceso” supondrá que los nuevos trabajadores se incorporen al sector con unos ingresos de 18.000 euros brutos anuales en 14 pagas el primer ejercicio, que se elevarán a 19.700 euros el segundo año. Abaratar las nuevas contrataciones es una práctica que otros sectores ya han abordado anteriormente para reducir el coste de la contratación de nuevos perfiles en procesos de modernización.

“Es una apuesta clara por la contratación indefinida”, defendió el secretario general de la federación de Servicios de CC OO, José María Martínez, argumentando que aunque el salario de los “dos primeros años de entrada es un poco inferior al que venía siendo en los años anteriores, se desincentiva la contratación a través de contratos formativos” o de prácticas, que “nos llevaría a salarios de 13.000 euros”. El convenio fija además el paso automático al nivel 11 en el tercer año y al nivel 10 cuatro años después.

  • Un ejemplo para las cajas

Aunque había sido un empeño de la patronal bancaria desde el arranque de las negociaciones, también en el marco de la reorganización de las oficinas, el convenio deja intacto el límite a la movilidad geográfica de la plantilla en un máximo de 25 kilómetros.

El pacto alcanzado este martes en el ramo de los bancos será el referente a seguir por el sector de las cajas, donde el diálogo sigue aún muy enconado. Desde los sindicatos no descartan que el marco de los bancos termine acogiendo a algunas de las antiguas cajas.