Situación del sistema financiero

“La rentabilidad de la banca es muy baja ahora para atraer a accionistas”

Los bancos asociados a la AEB ganaron en 2015 un 5,6% al sumar 10.389 millones, incluyendo sus filiales extranjeras

GRA131. MADRID, 14042016.- El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán, durante la presentación de los resultados del sector en 2015, tras ganar 9.834 millones de euros en 2014, un 35% más, y expone los principales retos a los que se enfrentan las entidades. EFELuca Piergiovanni
GRA131. MADRID, 14/04/2016.- El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán, durante la presentación de los resultados del sector en 2015, tras ganar 9.834 millones de euros en 2014, un 35% más, y expone los principales retos a los que se enfrentan las entidades. EFE/Luca Piergiovanni EFE

Los bancos españoles asociados a la AEB cerraron 2015 con un beneficio consolidado agregado de 10.389 millones de euros, un 5,6% más que un año antes. Si no se tienen en cuenta sus filiales extranjeras, las ganancias suman 7.247 millones, con un crecimiento del 35,3% más, gracias a unas menores provisiones. Pese a estas mejoras, su rentabilidad sobre fondos propios (ROE) sigue baja, es del 5,5%. El presidente de la AEB, José María Roldán, asegura que “estos niveles son muy bajos para atraer a nuevos accionistas”

El presidente de la AEB, José María Roldán, pidió ayer transparencia “absoluta” para luchar contra el fraude fiscal y que la colaboración y el intercambio de información se extiendan a todos los países del mundo. Roldán, no obstante, ha defendido el papel de la banca en los últimos escándalos que han salido a la luz en relación con posibles fraudes fiscales. El representante del sector asegura que algunas de estas operaciones sospechosas se han conocido gracias a los informes que han remitido las propias entidades españolas a las autoridades.

Sobre las cláusulas suelo Roldán asegura que la banca acatará lo que digan los tribunales, pese a ello matizó que “las entidades tienen derecho a mantener que han vendido bien las hipotecas. Hay que respetar a las entidades que defienden que su relación con el cliente ha sido distinta, diferenciada y transparente”. El presidente de la patronal bancaria

Las dudas políticas y regulatorias

José María Roldán urgido a los líderes políticos a acabar con la incertidumbre “lo antes posible”, pues la situación actual hace que se retrasen algunos proyectos de inversión, lo que puede tener “consecuencias” para la economía. Aunque matizó que no hay que dramatizar, pues la situación “no es alarmante”. Cree que las fusiones pueden paralizarse más por la incertidumbre regulatoria que política.

Aunque no quiso dar una cifra sobre las oficinas que el sector podría cerrar por el camino ya sin retorno de digitalización, a lo que se suma la necesidad de adelgazar su capítulo de gastos para así hacer frente a un negocio cada vez más débil por los bajos tipos de interés, sí considera que en el futuro se producirán fusiones y habrá menos sucursales. Matizó, no obstante, que la dispersión de la población en España hace más difícil trasladar las tasas de oficina por habitante del resto de Europa, con lo que prevé que habrá más sucursales por cada 1.000 habitantes que en otros países. Roldán presentó los resultados de los bancos asociados a la AEB (los tradicionales, ya que las antiguas cajas están en la AEB). Los grupos bancarios que operan en España obtuvieron un beneficio neto conjunto de 10.389 millones en 2015, un 5,6% más que el año anterior, gracias a las menores necesidades de provisiones y a la estabilidad de los márgenes de negocio (consecuencia de la suma de las filiales extranjeras de Santander y BBVA), pese a los bajos tipos de interés.

Pese al crecimiento del beneficio la rentabilidad sigue siendo baja, y como reconoció Roldán, no compensa el coste de la inversión. Así, el conjunto de los bancos cerraron con un ROE del 5,5% (en 2014 fue del 5,7%), mientras que el coste de capital es del 10%, según explicó el directivo. Ante ello, Roldán explicó que los niveles de rentabilidad “son muy bajos para atraer a nuevos accionistas. Por debajo de ese valor (10%) será difícil atraer a los accionistas de manera recurrente”. Pero considera que la banca española será capaz de recuperar la rentabilidad perdida en los últimos años (aunque no volverá a los niveles anteriores a la crisis) sin necesidad de recurrir a las fusiones, si bien se trata de un proceso que llevará “varios ejercicios”, y añadió: “queda un largo recorrido” para que mejoren su rentabilidad.

Sobre las fusiones, cree que los bancos españoles tienen recorrido para mejorar su cuenta con tipos bajos, por lo que no es necesario ahora operaciones corporativas. Eso sí, “sí en 10 años no se ven entidades paneuropeas la Unión Bancaria habrá fracasado”, dijo, y añadió que en este proceso de fusiones europeas “la banca española sí que jugará un papel protagonista”.