Gastronomía

Otro pelotazo del dueño de Cañadío

La Bien Aparecida reafirma el éxito en Madrid del santanderino Paco Quirós

En guisos destacan los arroces, conviene probar el de pollo de corral

Detalle del salón principal.
Detalle del salón principal.

Es el tercer local que abre el emprendedor gastronómico santanderino Paco Quirós en la capital y, como ya le sucedió con los anteriores, Cañadío, con el mismo nombre del primero, que abrió con Teresa Monteoliva, en Santander; y con La Maruca, inaugurado hace tres años, a diario cuelga el cartel de completo. El secreto, asegura, es haber sabido trasladar la esencia de una cocina sencilla, norteña, con la que ya triunfaban anteriormente, aunque con planteamientos diferentes.

Es el caso y la filosofía de La Bien Aparecida, que lleva el nombre de la patrona de Cantabria, abierto en la concurrida calle Jorge Juan, uno de los puntos culinarios de moda en Madrid. El espacio decorado por el estudio de interiorismo de Tarruella Trenchs es acogedor, con una estética muy limpia. En la primera planta se encuentran dos amplios salones y el bar, y en la inferior un tercer salón privado, en el que se ha mantenido el techo abovedado originario del edificio, así como la cocina.

Plato de anchoas de Santoña.
Plato de anchoas de Santoña.

De la cocina se ocupa el chef José Luis Estevan, autor de una carta con unos 40 platos, que responden a tres premisas: han de ser sabrosos, reconocibles y abundantes. Porque lo que pretende Quirós y su equipo es que en La Bien Aparecida se coma bien, recuperando los guisos tradicionales, y con raciones generosas.

En la carta no faltan entrantes clásicos cántabros, como las rabas de Santander (18 euros) o las anchoas de Santoña (21 euros). A esto se suman guiños al tradicional aperitivo madrileño, en forma de pastel de mejillones con salsa de vermut y patatas fritas (14 euros), de lasaña de pisto y boquerones (16 euros), o de unas cremosas croquetas de huevo cocido y lacón (12 euros). También merece la pena la alcachofa a la plancha con rabo de toro (21 euros). En guisos destacan los arroces, conviene probar el de pollo de corral (24 euros); y el cocido montañés (16 euros). Los pescados siempre son bien tratados en las casas de Quirós: hay pescado de la plaza, y la clásica merluza en salsa verde (25 euros). Hay carnes, como el filete ruso de solomillo (22 euros). De postre, arroz con leche (7 euros) o tarta tatín (9 euros). La carta de vinos es interesante.

 La Bien Aparecida: Jorge Juan, 8. Madrid. Tel. 911 593 939. wwwrestaurantelabienaparecida.com