Breakingviews

Air France-KLM busca piloto

La sorprendente renuncia del consejero delegado de Air France-KLM, Alexandre de Juniac, deja vacante uno de los puestos de dirección menos envidiables de Europa. La aerolínea se encuentra en problemas por la dura competencia, los elevados costes, los poderosos sindicatos y un accionista estatal rebelde. El sucesor de Juniac debe hablar francés con fluidez, tener unas expectativas salariales modestas y poca ambición.

La aerolínea que deja Juniac está en mejor forma que cuando asumió el cargo en julio de 2013. El año pasado fue el primero con beneficios positivos de Air France-KLM desde 2010. La deuda neta se redujo en un 20% hasta 4.300 millones de euros, acabó con los lazos con la deficitaria aerolínea italiana Alitalia y los pilotos de la filial holandesa KLM firmaron un acuerdo histórico aceptando una congelación salarial, más horas de trabajo y un incremento en la edad de jubilación.

Su sucesor tendrá problemas para hacer mucho más. De Juniac quería elevar la productividad de los pilotos de Air France en un 20% entre 2012 y 2014, pero solo logró un 13%. La huelga de dos semanas iniciada por sus pilotos en 2014 fue una de las más largas de la historia de la empresa y supuso un coste para la aerolínea de 425 millones de euros. El efecto favorecedor del petróleo barato ha hecho aún más difícil convencer a los pilotos de que hagan concesiones.

Quien asuma el trabajo de Juniac también puede esperar una recompensa económica muy modesta a cambio. En 2014, su compensación total se situó en 645.000 euros, de acuerdo con el informe financiero de la compañía aérea. En el mismo año, el consejero delegado de Lufthansa Carsten Spohr ganó tres veces más. Eso no tentará a muchas personas para asumir el reto, pero al mismo tiempo, es probable que eso sea un reflejo realista de la cantidad de valor que se puede añadir.