Propone 24 días por año trabajado

Novo Banco plantea un ERE para el 34% de la plantilla en España

Logotipo del portugués Novo Banco
Logotipo del portugués Novo Banco

La dirección de Novo Banco en España y los sindicatos mantuvieron ayer una reunión en la que la entidad de origen portugués les comunicó oficialmente el número de despidos que abordará antes de su venta. Novo Banco España tiene previsto despedir a 145 empleados, de los 430 que forman la plantilla, un 34% del total. Esta cifra es inferior en 15 empleados a lo previsto inicialmente. El banco, además, cerrará 9 oficinas en España, de las 35 que tiene.

Unos 85 de los despidos se realizarán en la red de sucursales (33 de ellos de las nueve sucursales que se cierran, otros 33 empleados de agencias abiertas y otros seis de la red, pero vinculados a servicios centrales). Otros 55 trabajadores de los servicios centrales saldrán de la entidad. A ello se une ocho de Novo Vanguarda. La empresa ofrece 24 días por año trabajado, con un tope de 14 mensualidades. El banco plantea un plan de recolocaciones y carta de recomendaciones. Pero no plantea prejubilaciones ni otros beneficios para los empleados de mayor antigüedad.

El periodo máximo para aplicar este expediente de regulación de empleo (ERE) es del 31 de diciembre.

Novo Banco tiene en marcha en Portugal otro ERE con 1.000 afectados. La medida es consecuencia de los 4.900 millones de capital inyectados en agosto de 2014 al BES, origen de Novo Banco.

Fuentes de la entidad aseguran que “Novo Banco resulta estratégico para la entidad dentro del modelo de negocio enfocado en el mercado empresarial ibérico”. Un portavoz de la entidad recordaba ayer que el ajuste es fruto de la reestructuración del grupo en Portugal.