Tras saltarse la protección en el iPhone 5c
El FBI se ofrece para hackear cualquier smartphone para el gobierno de EE.UU.

El FBI se ofrece para hackear cualquier smartphone para el gobierno de EE.UU.

Para el que no lo conozca, el FBI no deja de ser un cuerpo gubernamental más y en EE.UU. trabaja de forma independiente de la CIA, del servicio secreto o de las diferentes agencias de seguridad estatales y gubernamentales de EE.UU. Es por ello que en una carta que se ha obtenido en Buzzfeed, el organismo federal de investigación estadounidense ha abierto la mano al resto de fuerzas del orden en EE.UU. para ayudarles si tienen problemas con un móvil bloqueado en una investigación.

Tras romper la seguridad del iPhone 5c, pese a la férrea negativa de Apple, el FBI quiere mostrarse magnánimo con sus iguales ya que a la compañía de Cupertino le ha negado la posibilidad de conocer como han conseguido violar el sistema de sus terminales. Con un "We are in this together", el FBI saca pecho de la hazaña conseguida con el teléfono de Apple gracias a un software de terceros, del que se guarda mucho dar ninguna pista.

De hecho, el FBI no menciona si el mismo método utilizado en el iPhone 5c de San Bernardino, que se suponía que sólo se iba a utilizar en esta ocasión, sirve para otros dispositivos pero dada la oferta realizada por las autoridades federales, es posible suponer que los mismos principios usados en el dispositivos de Apple se pueden aprovechar para otras marcas y otras plataformas.

Es más, ingenieros de Apple expertos en seguridad ya avanzaron hace unos pocos días que esperaban que el FBI intentar romper la seguridad de otros dispositivos, lo que también sería el principio del fin del secretismo acerca del cómo han conseguido su objetivo sin la ayuda de la empresa americana. La empresa que le ha facilitado a las autoridades americanas el método es probable que quiera sacar rendimiento a su trabajo y, por tanto, puede ofrecérselo a otros gobiernos y empresas de inteligencia. Cuantos más personas tengan acceso al mismo se multiplican las opciones de conocer sus detalles.

El FBI se ofrece para hackear cualquier smartphone para el gobierno de EE.UU.

Pero de momento, la única realidad es que no hay ninguna pista, más allá de teorías como el de la NAND Mirroring, para saber como el FBI ha conseguido acceder a un equipo que se creía inexpugnable. Es sin duda un dolor de cabeza para Apple y otras marcas que se ven con un grave problema de seguridad entre manos ya que no pueden garantizarle la privacidad a los usuarios en sus sistemas.

Normas
Entra en El País para participar