Pacta una refinanciación de 575 millones

Parques Reunidos, valorada en unos 1.500 millones

Selwo Aventura, una de las instalaciones de ocio de Parques Reunidos en Estepona (Málaga).
Selwo Aventura, una de las instalaciones de ocio de Parques Reunidos en Estepona (Málaga).

Parques Reunidos volverá a cotizar en la Bolsa española el próximo mes de mayo. La compañía prepara una ampliación de capital de unos 525 millones destinada a reducir su endeudamiento y 

Parques Reunidos seguirá los pasos a Dominion en la ventana de salidas a Bolsa que se abrirá entre abril y mayo. El grupo de parques temáticos y de ocio comunicó ayer su intención de volver a cotizar en el mercado continuo a partir del próximo mes.

La empresa, participada por el fondo Arle Capital en un 65% y por otros socios minoristas entre los que está su equipo directivo, prevé recaudar hasta 525 millones de euros mediante una ampliación de capital, a la que se podría sumar una venta de acciones ya existentes por parte de sus actuales accionistas.

Esta será su segunda incursión en la Bolsa española, donde estuvo desde 1999 hasta 2003, fecha en la que fue excluida tras ser adquirida por Advent International por 240 millones. Tres años después pasó a manos de Arle, entonces denominada Candover, por 1.000 millones. La firma de capital riesgo ha contratado para su retorno al continuo los servicios de Morgan Stanley y Deutsche Bank, que ejercerán de colocadores globales, mientras que Santander, Barclays, BNP Paribas serán las entidades colocadoras y Intesa Sanpaolo, BBVA, Sabadell y CaixaBank los co-lead managers.

La ampliación de capital, que irá dirigida exclusivamente a inversores institucionales, irá destinada a reducir el endeudamiento financiero neto de Parques Reunidos, que a finales de diciembre de 2015 ascendía a 1.073,6 millones, cifra superior a los 989,2 registrados al cierre de su año fiscal (de octubre a septiembre).

La colocación de Parques Reunidos, para el que se calcula un valor de empresa (capital más deuda)de unos 2.000 millones, será la mayor desde la salida a Bolsa de Aena y tendrá una valoración de alrededor de 1.500 millones, que podrían alcanzar los 2.000 en el escenario más optimista. La operación, que podrá ser además el debut más grande realizado en lo que va de año en Europa, se ejecutará al mismo tiempo que la refinanciación de la empresa. Parques Reunidos ha acordado con el sindicato de bancos una nueva línea de financiación de 575 millones, divididos en dos tramos de 230 y 345 millones, y que se complementa con línea de crédito revolving multidivisa de 200 millones. En una reciente presentación, el grupo dirigido por Fernando Eiroa destacó que prevé distribuir dividendos entre sus accionistas.

En el primer trimestre fiscal de 2016 –finalizado en diciembre y que supone tan solo el 11% de los ingresos anuales de la compañía– el grupo de parques temáticos registró unos ingresos de 65,7 millones de euros, un 5,3% más que en el mismo periodo de un año antes, tras elevar el número de visitantes un 5,2%, hasta los 2,34 millones. Parques Reunidos registró un ebitda negativo de 3,2 millones y se anotó unas pérdidas de 30,9 millones, inferiores a los 33,5 millones del ejercicio precedente. Un trimestre en el que la empresa dejó de operar el Oceanogràfic de Valencia y en el que cerró el parque francés de Marineland por los daños provocados por una tormenta en octubre y que acaba de reabrir. En el último ejercicio completo, el grupo facturó 605,5 millones de euros, un 10,3% más, y se anotó un ebitda de 194,8 millones. Parques Reunidos cuenta con 55 parques de ocio repartidos en 12 países. La compañía ha reducido el peso del mercado español en sus cuentas, que a cierre de 2015 representaba el 23% de sus ingresos, frente al 58% que llegó a suponer en 2006. La empresa tiene 30 activos identificados para reforzar y diversificar su cartera.