Wall Street y los parqués asiáticos sí cotizan

El euro copa los focos en una sesión con las Bolsas cerradas

El euro copa los focos en una sesión con las Bolsas cerradas

Fuerte subida hoy del euro (0,4%) en una sesión que los analistas ven como una parada en boxes en su regreso al camino de la igualdad con el dólar. Tras la súbita depreciación de la divisa estadounidense el pasado el 17 de marzo, que llevó al euro a cambiarse a 1,13 billetes verdes, niveles máximos en el año, la moneda comunitaria ha vuelto al rango de los 1,10 y 1,12 dólares en el que ha permanecido la mayor parte de este comienzo de 2016.

La menor divergencia de las políticas del Banco Central Europeo y la Reserva Federal de Estados Unidos ha provocado que el grupo de análisis de Ebury, compañía especializada en cambio de divisas y pagos internacionales, haya revisado sus pronósticos para la igualdad entre el euro y el dólar que, en un principio, estimaban que se alcanzaría a lo largo del segundo trimestre de este año.

Con los mercados europeos cerrados por festivo, la atención se volcó en las divisas, un segmento que acostumbra a pasar más desapercibido para los inversores, pero que tiene una gran trascendencia en lo que a la competitividad de las compañías exportadoras y el precio de las materias primas se refiere.

  • Freno al rally del petróleo

Pese al respiro que se ha tomado hoy la moneda, la tendencia nuevamente al alza del dólar, divisa en la que cotiza el crudo, ha frenado el impulso que le había llevado a subir por encima de los 41,5 dólares por barril sin que ninguno de sus fundamentales variase lo más mínimo.

Y es que el factor divisa tiene una importancia capital. Según el equipo de analistas de Morgan Stanley “el precio del petróleo podría caer entre un 15% y un 20% solo con que la moneda estadounidense se apreciase un 5%”. 

Pero no solo el petróleo ha sufrido el revés de la moneda. En las últimas sesiones, obviando la de hoy en la que los selectivos del Viejo Continente permanecieron cerrados, las compañías relacionadas con las materias primas, especialmente las mineras, han sufrido severos correctivos sobre el parqué. Ejemplo de ello ha sido Anglo American. La compañía británica ha acumulado, en las últimas tres jornadas, una caída de prácticamente el 10% de su valor.

Pese a todo, el banco privado suizo Julius Baer confía en que el rally que desde enero acumulan las materias primas no haya llegado a su fin. Aunque su experto en este segmento, Norbert Rücker, admite en su último informe que no ha habido grandes cambios en los fundamentales, sostiene que la recuperación de las materias primas se ha basado en una mejoría del sentimiento inversor y en las menores dudas que genera ahora el crecimiento mundial. Aspectos que, recuerda, se mantienen intactos pese a la apreciación del dólar.

  • Los efectos de la FED

Aunque las medidas de los bancos centrales continúan impactando en la cotización de las divisas y en el comportamiento de las Bolsas, la semana de tregua que han dado estas instituciones ha permitido que el dólar escale de nuevo posiciones hasta regresar a los niveles que había perdido tras la reunión de la Fed, el pasado 16 de marzo, cuando la moneda estadounidense llegó a caer un 1,03% respecto al euro. Después de que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, anunciase que las subidas de tipos previstas para este año quedaban reducidas a dos, la cotización del euro alcanzó los 1,12 dólares, llegando a situarse, tan solo un día después de la intervención de la Fed, en los 1,13 dólares.

No obstante, aunque el camino hacia la igualdad entre el euro y el dólar parece estar más cerca de nuevo, los inversores continúan muy pendientes de los próximos movimientos tanto de la Fed como del BCE, que podrían volver a alterar la senda alcista del dólar. Y es que tras la prudencia y casi unanimidad en el último mensaje de la presidenta de la Reserva Federal, algunos miembros de la institución como Dennis Lockhart (presidente de la Reserva Federal de Atlanta) o John Williams (presidente de la Reserva Federal de San Francisco) aluden a las próximas reuniones como alternativas abiertas y plausibles para seguir con el calendario que tenía previsto la Fed a finales del año pasado. “Si no fuera por los factores globales, subiríamos antes los tipos”, señalaron.

  • Pendientes de Janet Yellen

Ayer los inversores tendrán una nueva cita con la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen. Aunque hasta finales de abril no se darán a conocer las medidas de la institución estadounidense, Yellen asistirá al Economic Club de Nueva York para dar una conferencia, en la que podría dar nuevas pistas sobre la hoja de ruta que seguirá la Fed en los próximos meses.

Todo ello, justo antes de la presentación de resultados empresariales del primer trimestre del año, que serán claves para conocer la fortaleza de la economía estadounidense y para impulsar o retrasar las subidas de tipos. Actualmente, los futuros apenas auguran una subida para el próximo mes de abril, pues solo un 6% de los analistas lo avala. No obstante, en la reunión de junio las estimaciones de un 36,1% de los expertos se inclinan hacia la subida de tipos de interés.

Wall Street, sin rumbo a la espera de Europa

En una jornada sin referencias en el Viejo Continente por la celebración del lunes de Pascua, Wall Street se convirtió en uno de los pocos protagonistas de la sesión. Pese a que los índices estadounidenses abrieron en positivo, el parqué acabó cotizando sin rumbo tras la publicación de unos datos macroeconómicos que superaron al alza las previsiones de los analistas.

El gasto personal de los consumidores aumentó un 0,1 % en febrero después de haber crecido al mismo nivel en enero, en línea con las expectativas de los expertos. Por su parte, los ingresos personales también aumentaron un 0,2%, por encima del 0,1% que se esperaba.

Aun con todo, a media sesión, el Dow Jones se anotaba un 0,09%, el S&P registraba una subida del 0,o6%, mientras que el Nasdaq cedía un 0,17%.

En el resto de parqués, que gozaron de mayor protagonismo debido al cierre en los mercados europeos, la Bolsa de Tokio cerró con una subida del 0,77%. No tuvieron la misma suerte el Hang Seng, en Hong Kong, que se dejó un 1,31%, o el Shanghái Composite, en China, que cedió un 0,73%.