Repercusión de los atentados en el mercado

Las Bolsas pasarán por alto el impacto del atentado

"Los atentados no suelen tener un ataque muy duradero en los mercados"

"Antes se decía que con la caída de la Bolsa se financiaban los grupos terroristas"

En la imagen, la Bolsa de Madrid.
En la imagen, la Bolsa de Madrid. EFE

Los atentados que acontecieron ayer en la capital comunitaria llevaron, por momentos, el caos a las Bolsas europeas. Los principales índices del Viejo Continente se replegaron ante el miedo que causaba una nueva ofensiva terrorista. Sin embargo, con la misma intensidad con la que incidieron en terreno negativo, los parqués se apoyaron en los valores más defensivos para remontar y cerrar en positivo (salvo el Ibex) una sesión dramática para Europa. 

En medio de una jornada de Semana Santa, caracterizada por el escaso volumen de negociación, las plazas europeas han vuelto a las subidas tratando de recuperar la normalidad y calmando a los inversores, que vuelven a acudir a las Bolsas, aunque con tímidas compras. 

Y es que los mercados han pasado prácticamente por alto el impacto del atentado terrorista en Bruselas y las Bolsas han vuelto a la senda alcista al tratarse tan solo de una situación que los analistas consideran pasajera. "Hay que dejar claro si la situación es puntual o no. En el caso de que sea puntual como estos atentados (o los de París) la repercusión será puntual independientemente del tamaño de la caída o subida. Si por el contrario el motivo es estructural o se espera que se mantenga en el largo plazo (una guerra, una crisis) sus efectos también se notarán en el medio y largo plazo y los movimientos se sucederán durante meses", señala Manuel Pinto, analista de XTB. 

En la misma línea, Nicolás López, analista de MG Valores, asegura que el impacto de este tipo de tragedias no suele ser duradero para las Bolsas. "La experiencia que tenemos y, desgraciadamente, ya hemos pasado por alguna, es que no suele tener un impacto muy duradero sobre los mercados. Pensar que esto va a acabar afectando a la economía es prácticamente inimaginable", apunta el experto. 

No obstante, lo cierto es que los valores relacionados con el sector turístico serán los que tengan que lidiar con los miedos que se posan sobre los inversores tras el ataque. "Sin duda alguna pueden ser los sectores más afectados ante el temor de cualquier ciudadano de que pueda ocurrir la misma situación en otro momento", explica Pinto. 

"Los valores más ligados al ciclo hotelero sí que pueden tardar más en llegar a los niveles en los que estaban", asegura el gestor de GVC Gaesco, Xavier Cebrián, quien también explica que el impacto en Bolsa es "prácticamente nulo". No obstante, apunta: "Antes se decía que con la caída de la Bolsa se financiaban esos grupos terroristas". 

A diferencia de otros acontecimientos, en esta ocasión la unanimidad se impone entre los expertos. Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio, considera que el impacto de los ataques en el mercado es pequeño. "Lo ocurrido ayer en Bruselas ha pillado en un momento de fuertes revalorizaciones. Los inversores aprovecharon ayer el miedo para la corrección". Una prueba de ello es que las Bolsa se decantan hoy por las subidas a excepción de España que se ve rezagada por el peso que en el selectivo tienen los bancos. "Hasta la fecha los atentados son momentos puntuales. Si esto se convirtiera en algo más frecuente, el pánico se apoderaría de los inversores", señala el experto. 

A la vuelta de las vacaciones, Romero cree que las dudas sobre el crecimiento económico y dentro de cuatro semanas los resultados del primer trimestre se convertirán en el timón de los mercados. Asimismo, respecto a los valores más afectados por los ataque como son las aerolíneas o las compañías hoteleras, el analistas considera que si bien habrá gente que modifique sus hábitos de consumo hacia un ocio más local, esto no va a variar sustancialmente el beneficio de las compañías.

Por su parte, Ángel Pérez, analista de Renta 4, se muestra optimista con el futuro de los mercados y confía en que aunque los inversores se muestren algo más cautos, el temor a los ataques no afecte a las decisiones. "Los atentados de ayer aunque fueron simbólicos, no han desencadena movimientos tan bruscos como los vividos en el pasado por acontecimientos de las mismas características", apunta. Después del buen comportamiento registrado ayer por los valores refugio, es de esperar que en las próximas semanas la renta variables vuelva a adquirir protagonismo con la vista puesto en el ciclo económico.

Mientras algunos como Pérez creen que los ataques no repercutirán en las cuentas de las compañías, otros como Victoria Torre advierten de las pérdidas que para las compañías aéreas suponen la cancelación de vuelos y la variación en el destino turístico por parte de los ciudadanos.

"Nuevas amenazas terroristas podrían pesar significativamente en el ánimo del mercado, y en ese caso los inversores podrían deshacer posiciones en renta variable para buscar activos refugio como el oro, el bono alemán", señala Torre. No obstante, la analista de Self Bank prevé que a la espera de nuevas reuniones por parte de los bancos centrales, los datos macro y los resultados empresariales sean el foco de atención de los inversores.