Los mercados tendrán una reacción a corto plazo a los eventos de Bruselas