Bélgica se lanza a una intensa caza al terrorista

El hombre detenido hoy en un barrio de Bruselas no es el supuesto tercer miembro del comando que ayer atentó contra el aeropuerto de la capital belga, donde murieron al menos once personas, según varios medios. La cadena de televisión RTL, que a media mañana había dicho que la persona arrestada en Anderlecht era Najim Laachraui, desmintió la información menos de dos horas después, sin precisar su identidad.

La policía belga ha detenido a un sospechoso de estar vinculado a los ataques terroristas de ayer en Bruselas, del que no ha facilitado su nombre. Inicialmente se ha especulado con que fuera Najim Laachraoui, el tercer terrorista fotografiado ayer con un gorro oscuro en el aeropuerto de la capital belga. Sin embargo la Fiscalía ha asegurado que se le sigue buscando activamente.

Laachraoui ha sido identificado como el terrorista que actuó en el aeropuerto de Zaventem y que abandonó la carga explosiva y huyó. Desde ayer se encontraba en busca y captura. Se trata del tercer hombre, vestido con ropa clara, sombrero y perilla, que aparece en las imágenes del aeropuerto difundidas por las autoridades belgas .

El presunto yihadista, de 24 años, se cree podría ser el artífice de los equipos terroristas que atentaron en Francia el pasado 13 de noviembre. Las primeras investigaciones apuntan a que Laachraoui sería el cerebro de los atentados. Las policía belga ha desencadenado hoy una intensa actividad de búsqueda del que hoy es el delincuente más buscado de Europa. 

En paralelo las fuerzas de seguridad belgas encontraron hoy un artefacto explosivo, productos químicos y una bandera del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el registro de una vivienda en el distrito bruselense de Schaerbeek, informó la Fiscalía federal de Bélgica.

Las otras dos personas son dos hermanos fichados por la Policía, pero no por terrorismo. Jalid y Brahim El Bakraui, ambos originarios de Bruselas, estaban fichados por los servicios de policía por actos vandálicos, pero no por terrorismo, según la RTBF.

Uno de ellos, Jalid, había alquilado bajo una falsa identidad la vivienda de la calle du Dries en el barrio bruselense de Forest, donde el pasado 15 de marzo tuvo lugar un tiroteo en el que uno de los sospechosos murió y otros dos huyeron, entre ellos supuestamente Salah Abdeslam, implicado en los atentados de París y que fue detenido posteriormente.

La policía belga busca un Audi S4 negro con el que se cree escapó el segundo grupo de suicidas. este coche, según han relatado los testigos, estaba aparcado frente al aeropuerto y huyó a toda velocidad una vez se escucharon las explosiones. En su interior iban, al menos, tres personas, una de las cuales ya ha sido identificada.