Lo consiguieron un 36% de quienes la sacaron al mercado y tardaron 10,6 meses

Quienes vendieron su casa en 2015 tuvieron que rebajarla 33.400 euros

En el mercado de alquiler el 91% de los propietarios logró arrendar en un promedio de apenas cuatro meses

Tuvieron que bajar el precio 72 euros, un 9%

Tres obreros trabajan en la construcción de una vivienda. EFEArchivo
Tres obreros trabajan en la construcción de una vivienda. EFE/Archivo EFE

Lentamente, el mercado inmobiliario comienza a dar muestras de estabilización, "que no de plena recuperación", como puntualiza la responsable de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio. Esta empresa ha presentado hoy la última edición de su informe "Experiencia de venta y alquiler de vivienda de los españoles en 2015", en el que las cifras apuntan cómo cada vez se venden y alquilan las casas en menos tiempo y aplicando menores rebajas de precios, "si bien las condiciones económicas actuales no indican que puedan alcanzarse los volúmenes de ventas y precios de antes de la crisis a corto plazo", señala Beatriz Toribio.

El estudio se ha realizado con las respuestas ofrecidas por 4.357 entrevistados que tenían sus casas en venta y alquiler y es ya la sexta edición del mismo, lo que permite comparar cuál era la situación de este mercado poco después de estallar la burbuja inmobiliaria y cómo se ha comportado durante los peores años de la crisis.

En el ámbito de la compraventa, Fotocasa concluye que a lo largo de 2015 de todos los propietarios que sacaron una vivienda a la venta, el 36% logró venderla dentro del mismo ejercicio, un porcentaje que si bien se antoja escaso, lo cierto es que es ocho puntos porcentuales o un 28,5% más elevado que el registrado un año antes, cuando solo el 28% de los propietarios logró cerrar la transacción.

De promedio, los afortunados que sí vendieron el año pasado lo hicieron en una media de 10,6 meses, un mes menos que el año anterior. Además, si se analizan los números al detalle, el informe sostiene que el 44% de aquellos que sí cerraron la operación lo hicieron en menos de seis meses, el 25% tardó entre siete y 12 meses, un 16% lo consiguió entre 13 y 24 meses después y todavía un 15% de los dueños de viviendas en venta no cerró la transacción hasta más de dos años después.

Otra de las conclusiones que arroja el estudio es que para poder vender sigue siendo prácticamente imprescindible rebajar el precio: "el 81% de los propietarios que ha conseguido vender su casa el año pasado ha tenido que hacerlo", asegura la responsable de Estudios de Fotocasa. El descuento medio que tuvieron que aplicar fue del 14% del precio inicial o de oferta al que se puso en venta la propiedad. En términos absolutos Fotocasa calcula que la rebaja media aplicada asciende a 33.400 euros, muy parecida a la rebaja que ya tuvo que aplicarse durante 2014 para poder vender las viviendas.

Sin embargo, al hablar de precios, no siempre rebajarlos de forma considerable es garantía de que se cierre la transacción. De hecho, el informe también revela que más de la mitad de los propietarios que no lograron vender su casa el año pasado también habían reducido sus precios un promedio del 14% o unos 32.700 euros, lo que demuestra que en esos casos la imposibilidad de encontrar comprador se debió a otros factores como la ubicación, el estado del inmueble o su equipamiento, entre otros.

Toribio mostró su sorpresa y extrañeza con otro de los datos que apunta la encuesta: "Por primera vez desde que realizamos este estudio (año 2010) son más los propietarios que, pese a no vender, se resisten a bajar el precio de oferta, lo cual es muy sorprendente después de todo lo que ha ocurrido en el mercado inmobiliario", añade Toribio. Preguntada por las causas a las que puede obedecer este comportamiento de estos vendedores, la responsable de Estudios reconoce que los propietarios se resisten a bajar más los precios porque "comienza a generalizarse la idea de que el mercado ya se está recuperando, algo con lo que nosotros ya hemos dicho que no estamos de acuerdo".

  • Mayor dinamismo a la hora de alquilar

Y mientras la compraventa despierta lentamente de un largo letargo, en el sector del alquiler la transformación propiciada por la crisis parece llevar otro ritmo mucho más dinámico.

De todos los arrendadores que ofrecieron sus casas en 2015 para alquilar, nueve de cada 10 encontraron inquilino antes de finalizar el año y lo hicieron también más rápido que un año antes, puesto que el 91% lo consiguió en menos de seis meses, si bien el promedio bajó hasta los cuatro meses.

En este caso, y por segundo año consecutivo, aumentó el número de propietarios que no tuvo que rebajar el precio del alquiler para lograr arrendar su vivienda, un porcentaje que ya representa seis de cada 10 arrendadores.

Para quienes sí tuvieron que aplicar descuentos, el 41% de quienes alquilaban, éstos ascendieron a un promedio de 72 euros, o un 9% en términos relativos, la cifra más baja de los últimos cinco años. También en este mercado se detecta cierta resistencia a seguir aplicando descuentos. Un 62% de quienes no lograron alquilar, admite no haber reducido las rentas que piden y de ellos, más de la mitad, el 53%, dice no estar dispuesto a hacerlo.

Desde Fotocasa, explican este fenómeno por los bajos plazos en los que se consigue ya alquilar una casa en España y el hecho de que la demanda de alquileres continúa aumentando, sobre todo en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona.