Ofrece vender un 30% de la capacidad de red combinada

Hutchison amplía concesiones ante la CE para la compra de O2

Logotipo de O2.
Logotipo de O2.

Hutchison y la Comisión Europea siguen con su negociación en torno al proceso de compra de O2, filial británica de Telefónica, por parte del grupo asiático. Hutchison, que pretende fusionar O2 con su filial Three, ha ofrecido ahora la posibilidad de vender un 30% de la capacidad de red combinada de ambas operadoras.

Esa disponibilidad de red estaría abierta para un único competidor o para varios, con un derecho ilimitado de uso, según señala Reuters, que cita fuentes cercanas a la negociación. De esta forma, Hutchison superaría uno de los obstáculos que pesaban sobre la operación como era que el acceso a la red fuera durante un determinado periodo de tiempo.

Con esta concesión, los términos de la fusión de Three y O2 serían similares a los de otras operaciones corporativas similares en países como Irlanda, Alemania y Austria, que supusieron una reducción del número de operadores móviles de red de cuatro a tres.

Entre otras concesiones, la compañía se ha comprometido a invertir en Reino Unido 5.000 millones de libras (unos 6.480 millones de euros) y a congelar las tarifas de telefonía móvil durante cinco años. Asimismo, Hutchison está dispuesto a vender el 50% que O2 tiene en el operador móvil virtual Tesco Mobile, a la propia cadena de supermercados Tesco.

En cualquier caso, el proceso sigue abierto. La Comisión Europea tiene hasta el 19 de mayo para tomar una decisión. Bruselas ha estado escuchando a los distintos actores del mercado móvil británico durante el periodo de consultas, entre los que figuran compañías como Vodafone, BT-EE, Virgin Media y Sky, además de las propias autoridades reguladoras.

Hutchison, de todas maneras, sigue con sus preparativos en torno a la operación. El grupo asiático acordó en 2015 la venta de un 32,9% de la nueva O2-Three a cinco inversores institucionales por 3.100 millones de libras (unos 3.960 millones de euros). El acuerdo está condicionado a que se apruebe la operación.

Ahora, en sus nuevos planes, Hutchison considera una nueva estructura societaria en Reino Unido, con la separación jurídica de O2 y Three. En un hecho relevante, Hutchison señaló que con el objetivo de captar financiación para la compra de O2, está considerando la venta de un 20% de Three a un nuevo inversor.