Las entidades avanzarán un 25% de media en los próximos meses

¿Cuánto subirán los bancos en Bolsa por el efecto Draghi?

El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi REUTERS

El mercado aún sigue digiriendo y analizando lo que implican las nuevas medidas anunciadas por el BCE el pasado jueves. La banca está siendo claramente el sector más beneficiado de la renta variable por el “guiño de Draghi a un sector que en los últimos meses ha sido más castigado que en los peores momentos del Ibex en la crisis de deuda de 2012 cuando el selectivo llegó a cotizar por debajo de los 6000 puntos”, explica Joaquín Robles, analista de XTB.

Desde el pasado jueves, el día de Draghi, los bancos recuperan importantes posiciones en Bolsa. En estas escasas jornadas, Banco Popular avanza más del 12% en Bolsa seguido por Bankia, Sabadell y Santander que recuperan en torno a un 10% cada uno. Las ganancias de BBVA, Caixabank y Bankinter son algo más moderadas y rondan el 7%.

Esta recuperación de los bancos en Bolsa es sólo el principio, según Bankinter. La firma de análisis ha revisado al alza su recomendación para el sector europeo desde vender a comprar. “Las medidas adoptadas por el BCE cambian las reglas del juego y nuestra visión sobre los bancos mejora significativamente”. De hecho, Bankinter cree que el sector subirá de media un 25% en los próximo doce o dieciocho meses gracias al impulso de estas medidas.

Las entidades que se verán más beneficiadas por las nuevas medidas tienen que cumplir, a juicio de Bankinter, una serie de requisitos. En primer lugar, tener un coste de financiación elevado o superior a la media. En segundo lugar, una mayor dependencia de la financiación mayorista y/o tener un “ Loan - to - Deposit ratio ” superior al 100% y tercer lugar, un mayor peso relativo de la cartera de bonos a vencimiento ya que esta parte del activo es menos sensible a los tipos de interés de activo (“ yield ” estable y superior al margen con clientes. En cuarto lugar, disfrutar de un apalancamiento operativo positivo y en quinto lugar, beneficiará a aquellas entidades cuyo peso de activos improductivos tenga un mayor peso sobre el activo total.

  • En España, Sabadell y Popular

Teniendo en cuenta estos parámetros, en el mercado español, los dos bancos más beneficiados son Sabadell y Popular, las entidades cuya fuente principal de ingresos proviene de España con especial exposición al negocio de empresas. Además, los grandes bancos italianos, cuyo coste de financiación tiene uno de los mayores potenciales de mejora entre los grandes bancos europeos. Además de Intesa, muestran su preferencia por Unicredit que tiene un ROE estimado de apenas el 5,0%.

Además, apuestan por Deutsche Bank que se ha visto penalizado por el flujo de noticias negativo, las pérdidas registradas en 2015 (-6.800 millones de euros) y acumula una pérdida de valor del 18,6% en el conjunto del año. Deutsche Bank cotiza con un descuento superior al 60% sobre su valor en libros y los indicadores de riesgo crediticio han mejorado notablemente desde el anuncio del BCE (el CDS a 5 años cotiza en 125 puntos básicos frente a 250 puntos básicos alcanzados en enero).

  • Otras entidades

Además, entrarían en el grupo de las beneficiadas, todas aquellas entidades que además de cumplir con la mayoría de los parámetros anteriores puedan considerarse como candidatos para ser comprados en un proceso futuro de consolidación como Liberbank en España y Monte dei Paschi di Siena en Italia aunque sólo recomendamos "estas opciones de inversión para los inversores más agresivos y/o especulativos". añade el informe.

Las nuevas condiciones del programa de financiación para la banca (T - LTRO 2) tendrán un impacto muy positivo en la cuenta de pérdidas y ganancias como consecuencia en las ratios de capital del sector durante los próximos cuatro años, que es el plazo establecido por el BCE para que las entidades tengan acceso limitado (30,0% de la inversión crediticia) a unas condiciones de financiación que consideran muy atractivas, recuerdan los expertos.

¿Cuál es la medida más importante?

Las entidades financieras tendrán acceso a financiación del BCE desde el próximo mes de junio con un coste del 0,0% que es notablemente inferior al coste de financiación actualmente obtenido en el mercado de capitales. “En este sentido, cabe señalar que el coste de financiación mayorista medio a cuatro años para los bancos de la UEM se encuentra en torno al 1,3% con un rango de fluctuación comprendido entre el 1,0% para las entidades de mejor rating y el 2,4% para aquellas con menor calidad crediticia”, explican en un informe de Bankinter.

Si efectivamente el saldo de inversión crediticia aumenta, el tipo aplicable a dichas operaciones puede llegar a alcanzar el - 0,4% (nuevo nivel establecido para el tipo de depósito), es decir que los bancos comerciales pueden llegar a cobrar del BCE por prestar dinero a familias y hogares, algo que nunca en la historia económica reciente había sucedido.

Los expertos de la firma creen que todo ello se reflejará en la cuenta de pérdidas y ganancias de los bancos, concretamente en un aumento del margen de intereses superior al 6,0% derivado del ahorro en el coste de financiación medio. El interés por captar nuevos recursos de clientes (pasivo tradicional) pierde atractivo en el entorno actual debido a las favorables condiciones que ahora ofrece el BCE.

El ahorro en los costes de financiación que el BCE pone a disposición de las entidades, implica según las estimaciones de Bankinter un aumento de los beneficios del 20-25% y en una mejora de 150-180 puntos básicob en el ROE actual de las entidades hasta niveles medios del 8,5-9%. Cabe destacar que la mejora en rentabilidad (ROE) puede ser aún mayor si las entidades incrementan notablemente el volumen de inversión crediticia (efecto volumen), ya que en ese escenario además del ahorro en los costes de financiación, se beneficiarían de un incremento en la rentabilidad del activo.