Alta demanda de productos plasmáticos

Grifols invertirá más de 326 millones de euros hasta 2021

Instalaciones de Grifols en Irlanda
Instalaciones de Grifols en Irlanda

La creciente demanda de productos plasmáticos prevista para los próximos años ha llevado a Grifols a aprobar un plan de inversiones industriales de la División Bioscience para el periodo 2016-2021 con el objetivo de ampliar la capacidad productiva.

Actualmente, Grifols es una de las compañías líderes del mundo en medicamentos derivados del plasma con presencia comercial directa en 30 países y con ventas en más de 100. El importe total aprobado asciende a 360 millones de dólares y las inversiones se destinarán a incrementar la capacidad de fraccionamiento de plasma y de purificación de las distintas proteínas. Grifols estima que las capacidades productivas serán suficientes para garantizar y dar respuesta a la creciente demanda prevista hasta los años 2028-2030.

Las inversiones se distribuirán en cuatro proyectos. El primero de ellos será la construcción de una nueva planta de fraccionamiento de plasma en el complejo industrial de Clayton (Carolina del Norte, Estados Unidos) con capacidad para fraccionar 6 millones de litros de plasma al año. Las obras se iniciarán en el primer trimestre de 2017 y se prevé su puesta en funcionamiento a principios de 2022.

"El proceso de fraccionamiento del plasma se basa en separar cada una de las fracciones que contienen las distintas proteínas plasmáticas con utilidades terapéuticas que, posteriormente, son purificadas y dosificadas en plantas específicas para cada una de las diferentes proteínas obtenidas", explica la compañía en una nota de prensa.

Para procesar las fracciones que se producirán en la nueva planta de fraccionamiento, y obtener a partir de ellas las proteínas plasmáticas, será necesario construir tres nuevas plantas de purificación y dosificación estéril para tres de las principales proteínas que comercializa Grifols.

La primera de ellas será la nueva planta de purificación de inmunoglobulina intravenosa (IVIG) en Clayton, con capacidad para procesar la fracción II+III procedente de la nueva planta de fraccionamiento y obtener entre 25 y 30 millones de gramos/año de IVIG, bajo la marca comercial Gamunex®. Se espera que pueda entrar en funcionamiento a finales de 2021.

La segunda planta será de purificación de albúmina en el complejo de Grifols en Dublín (Irlanda), con capacidad para producir entre 130 y150 millones de gramos/año de albúmina bajo la marca comercial Albutein®, a partir de la fracción V.

La compañía prevé acelerar su construcción para dar una respuesta específica a la creciente demanda del mercado de esta proteína. El inicio de su construcción se prevé a finales de 2016 y podría entrar en funcionamiento a principios de 2020.

La tercera planta será la de purificación de alfa1-antitripsina (Prolastin®) en el complejo industrial de Parets del Vallés (Barcelona, España). La compañía preveía que la capacidad actual para purificar esta proteína se acercase a sus niveles máximos en 2018, por lo que en 2014 aprobó el inició de su construcción. Se espera obtener los permisos de la Food and Drug Administration norteamericana (FDA) y de la European Medicines Agency (EMA) a finales de 2017 o principios de 2018.

Las instalaciones actuales con las que cuenta el grupo para la purificación de otras proteínas como el factor VIII o el factor IX disponen de capacidad suficiente para absorber el incremento que pueda derivarse de la nueva planta de fraccionamiento planificada.