El proyecto se desarrollará durante tres años

Estrella Galicia invertirá 150 millones en ampliar producción

Ignacio Rivera, consejero delegado de Hijos de Rivera.
Ignacio Rivera, consejero delegado de Hijos de Rivera.

Pocas empresas pueden sacar pecho por haber duplicado facturación durante la crisis, e Hijos de Rivera, propietaria de Estrella Galicia, es una de ellas. Tal ha sido el crecimiento que la fábrica, que fue ampliada en 2012, se ha vuelto a quedar pequeña. Ahora, la compañía tiene proyectado invertir 150 millones de euros en tres años para duplicar la capacidad de sus instalaciones en La Coruña.

Así lo anunció ayer Ignacio Rivera, consejero delegado del grupo gallego y cuarta generación de la familia cervecera. “El zapato nos aprieta”, señaló ayer en un encuentro con periodistas. En 2015, el grupo produjo 203 millones de litros, lo que supone un aumento del 18% respecto a un año antes. “Si repetimos el crecimiento este año, el área de cocción, que tiene capacidad para 240 millones, se nos queda pequeña y tenemos problemas”, señaló. Precisamente este apartado de la fábrica será el primero en ser ampliado.

Sin embargo, el proyecto, que busca ampliar la capacidad hasta los 400 millones de litros, se encuentra con un problema. Para ampliar la fábrica hay que recalificar unos terrenos anexos, que ahora son un campo de fútbol. “Confiamos que este mes se desbloquee”, apuntó Rivera. “Es un proceso complejo, depende del Concello (Ayuntamiento) y de la Xunta, pero hay voluntad para sacarlo adelante”. La empresa prevé 250 contrataciones con esta ampliación.

Si no, el directivo señala que “todo el mundo tiene un plan B” que sería “un fracaso”, porque le obligaría a mover de sitio la producción y seguramente fuera de Galicia, especialmente por temas logísticos. “Pero no lo contemplamos todavía”, apuntó, “no tenemos ningún lugar concreto mirado”.

La cervecera gallega, que tiene un 6,11% de cuota de mercado en cuanto a producción y un 9% en lo que se refiere a valor, facturó el pasado año 331 millones, con un crecimiento del 18% respecto a 2014 y casi el doble que en 2009. Similar crecimiento ha tenido el ebitda del grupo, que el año pasado alcanzó los 93 millones de euros, un 18% más respecto a 2014 y un 74% más en relación a 2009.

“Hemos tenido un año fantástico e histórico para nosotros”, apuntó. “Somos hormigas, nos sentimos cómodos con este tamaño aunque nos estamos haciendo grandes”, explicó el directivo. Para este ejercicio, prevé un aumento en las ventas del 8%.

Buena parte de culpa en el crecimiento que ha tenido el grupo en los últimos ha años ha sido su crecimiento fuera de Galicia. En España primero, y en el extranjero, después. Brasil es hoy por hoy el primer mercado fuera de España para la compañía. Desde allí ha tejido sus redes en los últimos tiempos a Argentina, Uruguay o Colombia, y en previsión quedan otros como Perú. “Apostamos mucho por América”, defendió.

En Europa, la empresa “sigue empujando”. La cervecera está dando sus primeros pasos en Italia. “Contamos ya con un acuerdo con un distribuidor y el patrocinio de las motos nos va a ayudar a crecer”, apuntó Rivera, quien destacó el crecimiento que está teniendo en Inglaterra. Actualmente, el negocio internacional su pone un 7,5% de la producción de la empresa. “Este año superaremos el 10% de los litros de cerveza que vendamos”, señaló el directivo.

  • 110 años de historia

El ejercicio de 2016 tiene un significado especial para la compañía gallega. La cervecera celebra sus 110 años de historia desde que la primera generación familiar transformara su fábrica de hielo para barcos en producción de cerveza. Entre los eventos de celebración para esta efemérides se encuentra la inauguración de un museo de la empresa, que estará también ubicado en la fábrica.

La empresa mantiene de cara al futuro su intención de mantenerse como cerveza premium. “Queremos seguir siendo líderes en este segmento”, defendió Rivera. Por ello, la compañía descarta competir en la franja de cervezas baratas o en el campo de la marca blanca.

Además de cerveza, Hijos de Rivera participa también en el negocio de aguas. Su principal marca es Cabrerioá, aunque también tiene otras como Agua de Cuevas y Fontarel, esta última adquirida el año pasado. En este caso, el crecimiento también ha sido destacado. La compañía produjo 152 millones de litros de sus tres marcas, un 80% más que en 2014 y una mejora del 215% respecto a 2015.

La compañía ha centrado su comunicación en los últimos años en el patrocinio, especialmente el deportivo y el musical. En el primero destaca su presencia en la Fórmula 1 y en el motociclismo. En este último, Rivera anunció novedades para la semana que viene.