España pierde el primer puesto

¿Cuál es el país europeo que reparte más dividendos?

¿Cuál es el país europeo que reparte más dividendos?

Por detrás de Francia, Alemania y Suiza, en cuarto puesto. Ese es el lugar que ocupó España en cuanto al reparto de dividendos en 2015. Los más de 20.887 millones de euros (23.100 millones de dólares) que las cotizadas españolas repartieron entre sus accionistas en concepto de dividendos el año pasado fueron insuficientes para seguir manteniendo el puesto del mercado más generoso con el accionista. Y es que a cierre de ejercicio, Francia, Alemania y Suiza han repartido más dinero entre sus inversores que la Bolsa española, según el último Henderson Global Dividend Index, que analiza los dividendos que reparten las 1.200 empresas más importantes por capitalización.

La Bolsa española pierde así al primer puesto -que ostentaba a cierre del tercer trimestre- después de registrar una caída del 27% en 2015. El factor que más repercutió fue "el acusado recorte de 1.500 millones de euros (un 66%) en el dividendo que venía repartiendo Santander. La entidad anunció que dejaría de repartir acciones en lugar de dividendos así aunque el volumen que reparte es menor, ahora es un verdadero pago en metálico”, recoge el informe elaborado por Henderson. Además, la firma recuerda que Repsol hizo un pago muy inferior durante el pasado año debido a que en 2014 distribuyó un dividendo extraordinario.

Según Henderson, las empresas francesas repartieron 42.497 millones de euros (47.000 millones de dólares), un 15,8% menos que hace un año. Dentro de las principales compañías galas, AXA y Société Générale aumentaron notablemente los dividendos, casi lo suficiente como para compensar la marcada depreciación del euro. En el plano negativo destacó Orange que redujo su dividendo un 14%. Y el cambio en el calendario de repartos del cupón de Total distorsionó esta cifra.

Los dividendos alemanas también se redujeron un 13,3%, hasta los 30.923 millones de euros (34.200 millones de dólares), ocupando el tercer puesto de Europa. Allianz fue la empresa que más dividendos abonó en Alemania, ya que los aumentó un 29% en euros, lo que supuso una mejora del 9% en dólares. El incremento del 10% del dividendo de Siemens no bastó para compensar la debilidad del euro, pero fue sin duda un hecho destacable en la segunda empresa alemana que más distribuye. "En el sector automovilístico sobresalió BMW que aumentó sus dividendos en un 20% más en euros. Sin embargo, debido al posterior estallido del escándalo sobre las emisiones de sus vehículos dieses, es probable que se produzca un fuerte recorte en 2016", explican desde Henderson.

Por su parte, Suiza se quedó muy cerca de convertirse en el segundo países de Europa en volumen repartido en dividendos gracias a los 30.742 millones de euros (34.000 millones de dólares) repartidos el pasado año. Las razones están en que "el efecto del tipo de cambio en el franco suizo fue mucho menor que en el euro y las empresas del país dieron muestra de verdadera fortaleza", explican en el informe. El banco UBS fue uno de los más generosos y es que casi triplicó su dividendo hasta 2.712 millones de euros (3.000 millones de dólares), un 33% del cual fue en dividendo extraordinario complementario. Varias empresas suizas también registraron sustanciosos aumentos de dividendos como Roche y Novartis.

La vuelta al dividendo del banco ING y la operadora de telecomunicaciones KPN tras varios años sin retribución al accionista han colocado a la Bolsa holandesa en uno de los primeros puestos del ranking. Este país distribuyó 8.680 millones de euros (9.600 millones de dólares) en dividendos en 2015 con algunas empresas como Heineken y Randstad mejoraron el dividendo de forma considerable.

  • Previsiones

Tras cerrar un 2015 en el que los dividendos mundiales cayeron un 2,2 hasta los 1,15 billones de dólares (1,03 billones de euros), el equivalente a un descenso de 23.870 millones de euros (26.400 millones de dólares), la primera caída anual en siete años desde que se hace el estudio, los expertos de la firma creen que 2016 debería ser mejor año teniendo en cuenta la "desaparición progresivas de los efectos relacionados con los tipos de cambio, lo que permitirá poner de relieve el crecimiento subyacente mundial, probablemente sea inferior, ya que el descenso de los precios de las materias primas y del crecimiento económico se sentirán con más fuerza en los mercados emergentes".

Aun así, la previsión contempla que la cifra de dividendos ascienda a 1,17 billones de dólares, (1,05 billones de dólares) cifra que supondría un incremento de 1,6%. Por otro lado, en las previsiones manejadas por Henderson ni se descartan recortes de dividendos en Reino Unido debido a la concentración de empresas mineras en el Ftse 100.