Vuelve al dividendo con un abono de 0,19 euros

Almirall bate previsiones pese a ganar un 70% menos

Imagen de las instalaciones de Almirall en Sant Andreu.
Imagen de las instalaciones de Almirall en Sant Andreu.

Almirall obtuvo un beneficio neto de 131,8 millones de euros en 2015, cifra un 70,6% inferior a la del año anterior (448,4 millones de euros). La cifra está por encima de los 117 millones que esperaba el mercado. Si se excluyen del cómputo los beneficios extraordinarios de la venta a AstraZeneca del negocio respiratorio, operación de 2014, el resultado neto creció un 89,7%.

La firma registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 205,7 millones de euros, un 70% menos que en 2014, en tanto que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 131,4 millones de euros, con un descenso del 78,2% respecto al ejercicio anterior. No obstante, la compañía farmacéutica ha destacado que, una vez normalizados, el Ebitda y el Ebit mostraron crecimientos del 26% y del 91,8%, respectivamente, en 2015. Los ingresos sumaron 769 millones de euros, un 45,4% menos; estables si se elimina el cambio de perímetro.

El consejo de administración propondrá, además, a la junta de accionistas el pago de un dividendo bruto de 0,19 euros por título, lo que supondrá un desembolso de 33 millones de euros, el equivalente al 40% del resultado neto normalizado de 2015. En 2014 el dividendo fue omitido, según Bloomberg, y en 2013 el dividendo fue de 0,153 euros. La firma siempre paga dividendo en junio.

En cuanto a las previsiones, la empresa espera un aumento del resultado de explotación de un dígito en 2016. El consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz, ha resaltado que Dermatología sigue siendo el principal impulsor de los resultados de la compañía, con un incremento anual del 16% respecto al ejercicio anterior. Las ventas de Dermatología representaron el 43% de la facturación de Almirall en 2015.

“Durante 2015 hemos podido cerrar transacciones claves en línea con la nueva estrategia de la compañía, que fortalecen nuestra posición en Dermatología y nos proporciona una presencia inicial en el mercado estético. Durante este periodo, hemos mantenido una situación financiera saludable para poder apoyar potenciales adquisiciones que generen valor sostenible para los accionistas”, ha subrayado Sanchiz.

La compañía se propone seguir avanzando en un modelo más centrado en especialidades y Dermatología, por lo que utilizará su “sólida posición financiera” (485 millones de euros de posición de caja a cierre de 2015) para financiar oportunidades de crecimiento en esta dirección.