Toma de contacto con los Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 edge en vídeo

Toma de contacto con los Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 edge en vídeo

La firma surcoreana ha renovado la gama alta de su catálogo con dos nuevos teléfonos inteligentes, el Samsung Galaxy S7 y el Samsung Galaxy S7. Aunque la línea de diseño se ha mantenido casi intacta en el aspecto más general, el fabricante ha trabajado para mejorar su construcción y pulir algunos detalles como el módulo de cámara de la parte trasera, que ya no sobresale. Además, estrena nuevos colores, son más ligeros y en el caso del Galaxy S7 edge aumenta su diagonal de pantalla y, como consecuencia, también el alto y ancho del terminal.

Diseño continuista, pero con cambios importantes a todos los niveles

Aunque el lenguaje de diseño es exactamente el mismo, la firma surcoreana ha trabajado sobre la construcción en aluminio y vidrio de sus terminales para mejorar la experiencia de uso con una sola mano. Algo que es notable gracias a cuerpos ligeramente más compactos y ligeros, pero una experiencia que se completa gracias al software, y especialmente con el Samsung Galaxy S7 edge y sus nuevas funciones.

Máximo rendimiento en términos de hardware

Como con cada nueva generación, los cambios en términos de hardware afectan al procesador (Exynos 8), la memoria RAM (4 GB LPDDR4) y la pantalla, que a pesar de mantenerse en la resolución QHD 2560 x 1440 píxeles ha sido optimizada, en ambos casos, para mejorar la eficiencia energética y optimizar, al mismo tiempo, la calidad de imagen manteniéndose en la tecnología Super AMOLED. Terminales que, como todos los nuevos equipos que se están lanzando en los últimos meses, son más capaces en el campo de los videojuegos, y especialmente en la realidad virtual con el apoyo de Oculus.

Mejoras en la capa de personalización TouchWiz sobre Android 6.0 Marshmallow

Afectando especialmente al Samsung Galaxy S7 edge, la última versión de TouchWiz modifica por completo la experiencia de uso con una sola mano, y lo hace añadiendo nuevas funciones a la pantalla de tres caras. Ahora, los desarrolladores ajenos a Samsung pueden trabajar en sus propias 'extensiones' y funciones para estos laterales de la pantalla, y de esta forma pueden ofrecer una adaptación de sus propias aplicaciones a los modos que Samsung ofrece a través de la pantalla 'edge'.

Normas