Las gafas Google Cardboard devuelven la vista a una mujer ciega

Las gafas Google Cardboard devuelven la vista a una mujer ciega

La distrofia macular juvenil ya había dejado sin vista a esta mujer hace aproximadamente 8 años. La enfermedad de Stargadt, que en la mayoría de los casos deja al paciente con una muy baja visión, permite al paciente mejorar su experiencia 'cuando las imágenes están muy cerca', como ha explicado el desarrollador de esta aplicación diseñada para Google Cardboard. Y aprovechando esta posibilidad, el económico sistema de la firma de Mountain View se ha adaptado para solucionar los problemas de visión de la que está catalogada como una 'enfermedad rara'.

A diferencia de sus rivales más directos, el sistema de Google para la realidad virtual está disponible desde apenas 20 euros, mientras que el tratamiento de esta, y de cualquier 'enfermedad rara', es especialmente caro. Y los básicos principios de óptica en los que se basa Google Cardboard, sin embargo, tienen todo su potencial en dependencia de las aplicaciones que se desarrollan, que en este caso han sido exprimidos para solucionar un problema ligado a la pérdida, casi completa, del campo visual de la paciente.

Una solución sencilla y económica, gracias a Cardboard y una aplicación

Según ha explicado su desarrollador, la cercanía de las imágenes estereoscópicas que muestra Google Cardboard a través del teléfono inteligente acoplado sí es suficiente para permitir la correcta visualización por parte de pacientes con baja visión. Ahora bien, el sistema estándar de Google está diseñado para mostrar imágenes procesadas por el teléfono inteligente, mientras que la aplicación que se ha utilizado en este caso toma, directamente, las imágenes de la cámara de fotos del teléfono inteligente.

Es decir, que esta aplicación toma la imagen directa de la cámara posterior del teléfono y, en tiempo real, lo adapta a este sistema de realidad virtual. Por la cercanía con que se muestra, y la adaptación a través del software y las sencillas ópticas de Google Cardboard, esta paciente ha conseguido ver correctamente después de 8 años.

Normas