Afectará hasta el 30% de su plantilla de Construcción en España
Sede de Sacyr en el Paseo de la Castellana (Madrid).
Sede de Sacyr en el Paseo de la Castellana (Madrid).

Sacyr presenta oficialmente el ERE a sus empleados

Sacyr ha presentado oficialmente este lunes a sus trabajadores el expediente de regulación de empleo (ERE) que llevará a cabo en su negocio de construcción en España, con lo que da así inicio al periodo de negociación con los sindicatos, según informó el grupo.

El ajuste afectará a entre el 25% y el 30% de su plantilla de 1.400 trabajadores, esto es, a entre 350 y 420 empleados, según indicaron a Europa Press en fuentes conocedoras del proceso.

La compañía que preside Manuel Manrique reconoció hace unas semanas su intención de plantear un ERE en Sacyr Construcción España, una medida que atribuye la caída que la actividad constructora viene registrando en el país en los últimos años.

Sacyr aseguró entonces que hasta ahora ha afrontado este descenso del negocio con medidas como la recolocación de trabajadores en obras internacionales o en otras divisiones del grupo, como concesiones o servicios.

No obstante, el grupo indicó que el continuo descenso del negocio constructor en el mercado doméstico y la falta de perspectivas de mejora le han obligado a plantear el ajuste de plantilla a través de un ERE. Según sus datos, Sacyr Construcción España acumula un descenso de facturación del 80% en los últimos cinco años.

Esta filial ha iniciado este lunes el proceso oficial, con su comunicación a los trabajadores. A partir de ahora deberá constituirse la mesa de negociación, que tendrá un periodo de quince días para negociar los términos del ajuste.

Con esta reducción de plantilla, Sacyr se suma a otras grandes constructoras cotizadas como FCC y Acciona que también abordaron ajustes en España, si bien en su caso lo hicieron en los primeros años de la crisis. También realizaron reducciones de personal Isolux y Comsa.

Focalizado al exterior

En el caso de Sacyr, el grupo acomete este ERE mientras aborda una nueva estrategia de crecimiento a 2020 centrada en el refuerzo de su expansión internacional y el impulso de nuevos negocios como son la construcción industrial y la ingeniería.

Asimismo, el ajuste se presentará tras los mínimos que la compañía ha registrado en su cotización en Bolsa, afectada por el descenso generalizado de los mercados y su participación de segundo accionista en Repsol, valor a su vez penalizado por el descenso del precio del crudo.

Sacyr asegura tener ya provisionado el ajuste que a su vez realizará Repsol por la caída del petróleo en sus cuentas de cierre de 2015 que presentará en los próximos días. Además, estos resultados reflejarán la venta a la socimi Merlin del grueso de Testa, su exfilial de patrimonio, y la desconsolidación de la deuda correspondiente.