La división cuenta con 1.400 empleados

Sacyr Construcción ultima un ERE en su filial española

La empresa destaca sus esfuerzos por recolocar personal en otras filiales

Manuel Manrique, presidente de Sacyr.  Pablo Monge
Manuel Manrique, presidente de Sacyr. / Pablo Monge

Sacyr ha reconocido que se adaptará al contexto de la obra pública en España, como antes lo han hecho FCC o Acciona, con un próximo expediente de regulación de empleo (ERE) en la filial local de construcción. Con 30.000 trabajadores en nómina en todo el grupo, el plan es que el recorte afecte exclusivamente a esa división, que cuenta con unos 1.400 empleados. El calado de los despidos se determinará en el arranque de las negociaciones con los representantes sindicales.

Sacyr ha ido reduciendo el tamaño de Sacyr Construcción en España ante la "dramática" caída de la inversión pública. Tras pequeños recortes y abundantes recolocaciones de personal en otras divisiones, ahora se plantea una significativa reestructuración.

Una vez abiertos los contactos con los sindicatos, ambas partes tienen un plazo de 15 días para la formación de la comisión negociadora. A partir de ese momento comenzará a correr el plazo de u mes para llegar a un acuerdo sobre las condiciones del despido y los perfiles del personal afectado.

SACYR 2,40 -0,25%

Además del mal momento para la actividad de construcción, por el que Sacyr busca este ahorro de costes laborales, la compañía está sufriendo un duro castigo en Bolsa por la crisis del petróleo y su exposición a Repsol. La cotización de Sacyr perdió un 6,39%, hasta los 1,31 euros por título, y acumula un descenso del 27% desde que arrancó el ejercicio.

Sacyr trata de sacar adelante un nuevo plan estratégico apoyado en la generación de caja y reducción de deuda a partir de la desinversión en la patrimonialista Testa. Entre las líneas maestras figura el esfuerzo por conquistar nuevos mercados, como EE UU, mantener la inversión en Concesiones e impulsar la actividad de construcción industrial.