Aumenta el número de dispositivos que pueden conectar a tu WiFi al mismo tiempo

Aumenta el número de dispositivos que pueden conectar a tu WiFi al mismo tiempo

Por defecto, los router están configurados para aceptar un máximo concreto de conexiones de forma simultánea, un aspecto que se limita por la entrega de direcciones IP en el ámbito de una red local. Es decir, que en función de la configuración de un router, llega un punto en el que no podremos seguir conectando dispositivos a la red WiFi porque, sencillamente, el router deja de asignar nuevas direcciones IP a los dispositivos que solicitan el acceso a la red.

Esto puede suponer un problema cuando tenemos varios teléfonos inteligentes, tabletas, ordenadores, impresoras y televisores o cualquier otro tipo de dispositivo que requiere el acceso a la red WiFi. Y, sin embargo, se puede modificar de una forma muy sencilla. Evidentemente, cuantos más dispositivos tengamos conectados, menor será el ancho de banda máximo disponible para cada cual, pero con una conexión de 300 Mb no deberíamos tener problema alguno. Muy diferente es si, por ejemplo, mantenemos una conexión ADSL de 10 Mb.

Para modificar este aspecto, sencillamente debemos ir a nuestro navegador web e introducir la dirección 192.168.1.1 en la barra de búsqueda, como si fuera la URL de una página web. Una vez hecho esto veremos cómo se solicitan las credenciales de acceso a la configuración de nuestro router con permisos de administrador, y cuando las hayamos puesto tendremos acceso a un panel donde están disponibles todas sus opciones de configuración.

Entre ellas, en una sección encontraremos las relacionadas con la conectividad WiFi, que probablemente aparezca como "Wireless". Se trata de un ajuste que debería aparecer entre las opciones de configuración básicas, aunque esto puede variar en función de nuestro modelo de router e incluso el firmware, y en cualquier caso lo encontraremos como 'clientes máximos', o algo similar. La cifra podemos aumentarla en tanto como nos sea necesario, y siempre es conveniente pensar no sólo en los dispositivos que tenemos actualmente conectados, sino los que puedan llegar próximamente y, sobre todo, los que se conectarán de forma temporal. Por ejemplo, los de nuestros invitados.

Por otro lado, también podemos dejar un valor algo 'reducido' y, de esta manera, evitar que puedan colarse intrusos en nuestra red WiFi. No obstante, este tipo de limitaciones podemos establecerlas según la dirección MAC de los dispositivos, lo que va a evitar la posibilidad de que un intruso esté conectado a nuestra red y, sin embargo, el router deje de asignar direcciones IP para nuestros propios dispositivos.

Normas
Entra en El País para participar