Defiende la existencia de un regulador específico para el sector

El seguro rechaza el modelo de supervisión propuesto por Restoy

El subgobernador del Banco de España prefiere un modelo con dos únicos supervisores

Las funciones de la DGS serían absorbidas por la CNMV y el Banco de España

Pilar González de Frutos, presidenta de la UNESPA, y de José Antonio Sánchez, director general de ICEA.
Pilar González de Frutos, presidenta de la UNESPA, y de José Antonio Sánchez, director general de ICEA.

La presidenta de la patronal aseguradora Unespa, Pilar González de Frutos, ha defendido hoy el actual esquema de supervisión financiera, frente a la pretensión del subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, de eliminar el supervisor específico del sector asegurador, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

González de Frutos considera que la DGSFP tiene el suficiente grado de independencia respecto al Gobierno -pese a estar orgánicamente enmarcado en el Ministerio de Economía- y que despeña adecuadamente su papel. La presidenta de la patronal ha defendido que tenga una mejor dotación económica, y se ha ofrecido a que sea el sector, como ocurre en otros países europeos, quien aporte dinero para financiar al organismo supervisor.

Tras las declaraciones de Restoy apostando por un modelo con dos únicos supervisores, el ministerio de Economía salió al paso y defendió el sistema actual. El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, apuntó que la labora de la DGS en los últimos años ha sido muy positiva, a la altura de los mejores estándares europeos.

En una rueda de prensa en la que se presentaron los datos provisionales de cierre de 2015 del sector asegurador español, con un incremento del 2,06% de la facturación por primas hasta 56.833 millones, González de Frutos defendió que el actual sistema (con un regulador de la solvencia y la actividad bancaria, el Banco de España; otro para los mercados financieros, la Comisión Nacional del Mercado de Valores; y otro para la actividad aseguradora) funciona adecuadamente y es el que se ha adoptado en el nuevo marco supervisor de la Unión Euorpea.En efecto, las tareas de supervisión a escala comunitaria están atribuidas a la EBA (banca), ESMA (valores) y la EIOPA (seguros y fondos de pensiones).

Pilar González de Frutos indicó que Unespa ha comunicado al Ministerio de Economía su preferencia por ese modelo de supervisión, fuerte y especializado, aunque subrayó de la DGS, pese a su dependencia jerárquica del ministerio, ejerce sus funciones de vigilancia de manera independiente y cumpliendo las exigencias internacionales.

En la rueda de prensa, la presidenta de esta patronal advirtió que el sector debe estar especialmente vigilante del resultado técnico por la fuerte presión de los márgenes financieros, el peso de la siniestralidad sobre primas y la situación de los gastos.

Respecto la posibilidad de premiar a los asegurados que denuncien fraudes en el seguro de automóvil, que el año pasado superó los 10.000 millones de ingresos por primas por primera vez desde 2008 con un crecimiento del 1,69%, dijo que esta cuestión no se había debatido en el seno de Unespa y ya se expresarán al respecto.

Sin embargo, sobre el fraude matizó que es necesario que se promueva el rechazo social a estas conductas porque acaban penalizando al resto de los asegurados.


Nuevo baremo de indemnizaciones

En cuanto a la aplicación desde el comienzo de año del nuevo baremo de indemenizaciones para daños corporales en accidentes de automóvil, Pilar González de Frutos explicó que en un estudio realizado por Unespa supone un aumento de las compensaciones del 8%, pero precisó que existen diferencias, ya que se pagará más por los daños graves que por los leves.

Sobre la evolución del negocio asegurador el año pasado, la presidenta de Unespa mostró su satisfacción por el cambio de tendencia que ha registrado el sector, que calificó de necesario para mantener su actividad.