Breakingviews

El objetivo final de Airbus

El fabricante europeo de aviones Airbus se está haciendo con más pedidos que el estadounidense Boeing, está generando mayor rentabilidad total para el accionista y cotiza en una prima de valoración del 20%. El objetivo final es cerrar la brecha de rentabilidad.

El tiempo que se tarda en desarrollar y producir aviones implica que el ascenso operativo de Airbus aún no es totalmente visible en sus números publicados. Con 762 entregas en 2015, Boeing sigue siendo el mayor fabricante de aviones del mundo, al producir un 20% más de aviones que su rival europeo. Pero Airbus atrajo un 35% más de nuevos pedidos el año pasado, aseguró el 12 de enero, y está reforzando la producción de una nueva generación de aviones.

En el mercado bursátil, ambas compañías ya han intercambiado sus puestos. Los accionistas de Airbus se han encontrado con una rentabilidad total del 215% en los últimos cinco años, casi el doble que en Boeing, según datos de Thomson Reuters. El indicador más rezagado es el de la rentabilidad. Aunque Boeing ha logrado un margen medio anual de beneficio operativo de un 9% desde 2010, Airbus ha conseguido casi la mitad. La diferencia puede en parte explicarse por un mayor gasto en investigación y desarrollo de Airbus, un intento de acercarse a la ventaja tecnológica inicial con la que contaba Boeing.

Puede que haya algunas mejoras. Las nuevas generaciones de aviones comerciales están entrando en producción en serie y el grupo se ha comprometido con una disciplina de costes más estricta y está reestructurando su división de defensa y espacio. Hasta 2018, Airbus debería ser capaz de alcanzar un margen operativo medio del 7%, reduciendo a la mitad la brecha con Boeing hasta alrededor de los dos puntos porcentuales, según las estimaciones del consenso. Si sigue la trayectoria correcta, no hay razón para que no se acerque aún más.