22 firmas de análisis diseñan sus carteras de inversión

Valores para ganar en una Bolsa complicada en 2016

22 firmas de análisis diseñan sus carteras de inversión
22 firmas de análisis diseñan sus carteras de inversión

Año nuevo, ¿dónde invertir? Es la pregunta del millón cada ejercicio que comienza y, recién estrenado el 2016, los expertos mantienen una clara preferencia por la renta variable, a pesar de la convulsión de estos primeros días por culpa del bloqueo de los mercados chinos y el nuevo desplome del precio del petróleo. Con todo, el consenso coincide en que las Bolsas serán el activo más rentable durante los próximos doce meses, aunque a corto plazo habrá que lidiar con no pocas incertidumbres y hay riesgos en el horizonte, por lo que se aconseja ser muy selectivo y diversificar las carteras.

Pese al amargo broche final de un año 2015 que también prometía para el Ibex 35 y el complicado arranque de este ejercicio, los analistas creen que en 2016 hay muchos vientos de cola que deberían impulsar las Bolsas, y por eso tienen grandes esperanzas en que finalmente la renta variable se comporte mejor que otra categoría de activos.

En principio, el resultado de las elecciones generales del 20D en España, que no han cumplido con las expectativas de los inversores, seguirá generando incertidumbre, al menos hasta que se vislumbren posibles pactos para la formación de un Gobierno. Además, a tenor de lo sucedido en los mercaos esta semana, China continuará siendo un factor de gran inestabilidad. Pero, más a largo plazo, el apoyo de las medidas expansivas del Banco Central Europeo (BCE), el sólido crecimiento económico que se espera en España, la mejora de los resultados empresariales y la debilidad del euro favorecerán a la Bolsa española, que según los expertos guarda un importante potencial; en torno al 20%.

“Es el momento de que los inversores vuelvan a centrarse en los resultados empresariales y aparcar la actualidad del corto plazo. En lo que se refiere a las compañías, lo mejor está por llegar”, comenta José Ramón Iturriaga, gestor de fondos de Abante Asesores.

En su informe de estrategia para 2016, Renta 4 sostiene que los bancos centrales, salvo la Fed que ha iniciado la normalización monetaria, “seguirán apoyando mientras sea necesario”. Señala que en España “el pico de crecimiento quedó atrás” y habrá una “moderada desaceleración”, aunque la economía española seguirá a la cabeza de Europa. La firma estima en Europa un crecimiento de los beneficios empresariales cercano al 10%, apoyados por la mejora de las ventas gracias a un euro débil, el bajo precio del crudo y unas favorables condiciones financieras cortesía del BCE.

Así, en este contexto, 22 firmas de análisis hacen su selección de valores recomendados dentro y fuera del Ibex 35, entre los que destacan compañías ligadas al ciclo economico, como Dia y Mediaset, y exportadoras tipo Cie Automotive y Airbus. No solo hay predilección por los grandes valores de la talla de Telefónica, que se repite en nueve carteras de inversión, sino también por las pequeñas y medianas empresas (NH Hoteles, Amadeus, Rovi) que se verán beneficiadas por la recuperación económica. Aparecen valores con potencial por la recuperación de sus resultados, como Gamesa, y defensivos para dar estabilidad y seguridad, tales como Gas Natural o Mapfre.

Como novedad, entre las apuestas hay Socimis (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) y constructoras que pueden ofrecer oportunidades ante la recuperación del mercado inmobiliario español. También gustan algunos bancos, sobre todo Santander, BBVA y Bankia, que pese al mal comportamiento del sector en los últimos meses podrían despuntar en 2016, y compañías a precios atractivos.

Y para los inversores más arriesgados, los analistas ponen sobre la mesa valores como Repsol y Aperam, con los que “jugar a la recuperación” de sectores tan castigados como el de las materias primas y los metales.

El sentir general es que 2016 será un año más de tendencias que de sectores, por lo que a la hora de hacer sus quinielas las casas de análisis subrayan que hay que estar atentos a valores concretos que podrían presentar oportunidades a lo largo del año. Sostienen, además, que la volatilidad será probablemente compañera de viaje de las Bolsas durante el ejercicio.

Según la encuesta anual al inversores institucionales publicada recientemente por Natixis Global Asset Management, la inestabilidad política mundial y los cambios en los tipos de interés elevarán la volatilidad en los mercados. En respuesta, prevén aumentar la diversificación. Banco Sabadell afirma que la volatilidad seguirá muy presente en la renta variable y aconseja la “búsqueda de la calidad” y “rotar a índices o sectores con menor volatilidad y más visibilidad”.

Otros riesgos a vigilar son los geopolíticos y el temor a China y otros emergentes. “En caso de problemas en China, podría haber una posible devaluación adicional del yuan, aunque este riesgo se habría moderado tras su inclusión en la cesta de divisas del FMI”, dicen en Renta 4. Y en Ahorro Corporación alertan de la situación de Brasil, que puede seguir afectando a las expresas españolas más expuestas a este mercado.

“Creemos que 2016 va a ser un año complejo para las Bolsas y que la elección de valores va a ser fundamental para alcanzar rentabilidades aceptables”, dice Juan J. Fernández- Figares, analista jefe de Link Securities.

Renta 4 asegura que la renta variable “en términos relativos muestra valoraciones atractivas, aunque la volatildad se mantendrá elevada. Las Bolsas se moverán en una banda lateral amplia y tomaremos posiciones aprovechando turbulencias”.