João Seabra, presidente de Siemens Healthcare en Europa y África Occidental

“Es imprescindible la renovación tecnológica en los hospitales”

Explica el proceso de disgregación de la división del gigante alemán en una compañía independiente

Asegura que España es uno de los países que más ha sufrido la falta de inversión en equipos sanitarios por la crisis

“Es imprescindible la renovación tecnológica en los hospitales”

La que hasta ahora era una división del gigante alemán industrial, ahora se ha convertido en empresa independiente llamada Siemens Healthcare, con el fin de tener una mayor flexibilidad y facilidad para captar recursos. En el pasado mes, la compañía ha explicado su estrategia en el encuentro anual de la RSNA (la sociedad de radiología de Norteamérica, en sus siglas en inglés), donde los potentes grupos industriales muestran las novedades tecnológicas en el diagnóstico por imagen. Este evento reunió a 56.000 personas, de los que 28.800 eran profesionales sanitarios de 129 países.

El ingeniero João Seabra (Oporto, Portugal, 1974), presidente de la firma para Europa y África Occidental, explica la estrategia de la multinacional germana, presente en 73 países y que el pasado año facturó 13.000 millones de euros. En España, trabajan 550 personas en su filial y cuentan con una planta de producción en Getafe (Madrid), de equipos portátiles de rayos X.

Llegan los rayos X robotizados y en 3D

P. ¿Qué tendencias veremos en el futuro próximo en diagnóstico por imagen?

R. La tecnología de imagen avanza a toda velocidad. Las innovaciones llegan constantemente y esto hace que cada vez tengamos acceso a técnicas más precisas y seguras, tanto para los pacientes, como para los profesionales. Son varias las tendencias que podríamos señalar en este campo. Una clara es la llegada del big data y su aplicación en este campo. El uso de la tecnología de imagen aplicada a la terapia es otra de las mayores novedades. Sólo así, conseguiremos tratamientos más precisos y mucho menos invasivos. Esto, sin duda, supondrá grandes ventajas para los enfermos, ya que reduce los tiempos de los procedimientos, las posibles complicaciones, o la estancia hospitalaria, y para el sistema de salud en su conjunto, porque reduce significativamente sus costes asociados.

P. ¿Qué novedades más destacadas ha presentado Siemens en esta RSNA?

R. Como novedad mundial de este año, Siemens Healthcare presenta un sistema de rayos X único y fácil de manejar que puede realizar varias pruebas médicas para distintas especialidades. Se trata del primer robot de rayos X que, a diferencia del convencional en dos dimensiones, realiza pruebas de radioscopia, angiografías e incluso imagen en 3D. El operador tiene el control absoluto de todo el sistema de movimiento y sólo presionando un botón, dos brazos robóticos se colocan automáticamente alrededor del paciente.

P. ¿Qué iniciativas debe tomar la industria para proteger a los pacientes del exceso de radiaciones en las pruebas diagnósticas?

R. La reducción de la dosis de radiación, siempre sin comprometer la calidad de la imagen, lleva siendo mucho tiempo uno de nuestros principales objetivos. Nos podemos felicitar de todo lo conseguido en este campo en los últimos años. Hoy, por ejemplo, somos capaces de obtener una imagen de screening pulmonar con tomografía computerizada (TAC) con la misma dosis que una placa de tórax convencional.

Pregunta. ¿Por qué se ha separado la división de salud en una nueva empresa?

respuesta. El sector sanitario tiene unas particularidades muy específicas que nos hacen ser muy diferentes a nuestros hermanos de otras divisiones. Siemens Healthcare se ha convertido en una compañía con gestión independiente de la empresa matriz, pero bajo el paraguas de Siemens, precisamente para poder dar mejor respuesta a esas particularidades. Nuestro sector y clientes tienen unas necesidades y una dinámica muy distintas a los del resto.

P. ¿Cómo está yendo la separación?

r. Muy bien. Estamos consiguiendo hacerlo de forma tranquila y sin incidencias importantes. No es sencillo transferir una organización tan grande –hablamos de 43.000 empleados–, pero creo que podemos estar satisfechos. El proceso aún continúa. Algunos países de nuestra región, como es el caso de España, materializó esta transferencia el pasado 1 de octubre. Hasta esa fecha, se había realizado en 41 países.

P. ¿Existen planes de sacar a Bolsa a la nueva Siemens Healthcare?

r. Actualmente no tenemos ningún plan en ese sentido.

P. ¿Buscarán además nuevos socios o alianzas para la actividad de la nueva empresa?

r. El sector sanitario actualmente se mueve en un entorno en el que una gran variedad de recursos, competencias y tecnologías trabajan de forma integrada y en estrecha colaboración. Esto es un factor clave de éxito en los procesos de diagnóstico y de tratamiento. Ya trabajamos con este enfoque, estableciendo alianzas estratégicas y colaboraciones con socios. Un buen ejemplo de ello es nuestra colaboración con Varian en el campo de la radioterapia.

P. ¿Cuáles son los objetivos primordiales de la nueva empresa?

r. Queremos ser el facilitador de los proveedores de salud a nivel mundial.

P. Sin duda, los informes indican que España está entre las más afectadas en los recortes en inversiones en equipos, ¿en qué situación estamos?

r. En este momento, España está protagonizando una lenta, aunque progresiva recuperación. Se ha conseguido superar la situación de impagos que existía y que, sin duda, suponía un lastre importante. Nuestras sensaciones son positivas. Pero aún queda mucho por hacer. El frenazo en las inversiones que supuso la crisis, ha traído consigo un nivel de obsolescencia en el parque tecnológico sin precedentes.

P. ¿Cómo puede apoyar la industria a la sostenibilidad de los sistemas de salud europeos?

r. Para garantizar la sostenibilidad de nuestros sistemas y mejorar la calidad de vida de los pacientes se hace imprescindible realizar una renovación de la tecnología. Debemos seguir trabajando para que los decisores comprendan el tremendo potencial de la innovación en este sentido. A medio plazo, se conseguirá a través del aumento de la productividad, una mayor eficiencia en los procesos, la incorporación de innovaciones que sustituyen otros procedimientos con costes superiores o con el traslado de la asistencia a un entorno no hospitalario. Y, en el largo plazo, se pueden obtener otras ventajas como la menor afluencia a los servicios asistenciales que redundaría en una reducción de los costes.

“Vemos una lenta recuperación en el sur de Europa”

Respecto a la previsión de ventas de Siemens Healthcare en Europa y España, João Seabra percibe que la contención del gasto sanitario se compensa con el aumento de la demanda por envejecimiento demográfico. “Como consecuencia de todo ello, no esperamos un crecimiento sustancial del mercado en la zona, ni siquiera en el medio plazo. Por el contrario, cobran más importancia la renovación de equipos existentes y los acuerdos con grandes grupos hospitalarios”, asegura.

“Sin duda, lo peor parece que ha pasado”, apunta. Cree que las empresas del sector pueden ser grandes aliados estratégicos del sistema sanitario para mejorar la eficiencia, más allá de la pura contención del gasto. “Han sido años duros que han afectado fuertemente a varios países, sobre todo a los del Sur de Europa. Afortunadamente, aquí ya vislumbramos una lenta aunque paulatina recuperación”, añade.

Respecto a qué impulsará las ventas de la nueva empresa, este ingeniero informático y electrónico describe que pasará por las áreas de terapia, diagnóstico molecular y servicios. “Queremos aprovechar todo el potencial de nuestras soluciones de imagen y establecer una conexión más estrecha entre el diagnóstico y la terapia en campos como cardiología, intervencionismo, cirugía y radioncología”, apunta. Para ello, establecerán alianzas estratégicas. “Ampliaremos nuestro radio de innovación más allá de nuestro actual portfolio e invertiremos en nuestras ideas. Asimismo, nos centraremos en el campo de diagnóstico molecular, un área de crecimiento muy dinámico”.