El Ejecutivo anuncia el martes una subida del 0,5%

Los sindicatos denunciarán el alza del salario mínimo ante la OIT

Los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.
Los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.

Si finalmente se confirma la subida del 1% del salario mínimo, supondría el doble del incremento de 2013 y 2015 y bastante más de lo alcanzado en 2012 y 2014, donde quedo congelado. Un análisis que podría llevar a pensar que los sindicatos aceptarán esa propuesta. Nada más lejos de la realidad. Los secretarios de Acción Sindical de UGT y CC.OO., Toni Ferrer y Ramón Górriz, remitieron ayer una carta a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para mostrar su “absoluto desacuerdo” y acusarla “de no adoptarlos criterios para fijar este incremento, no considerando la trayectoria seguida por las variables determinadas”.

El Ejecutivo trasladó a los agentes sociales esta propuesta el pasado 23 de diciembre, y les dio de plazo hasta última hora de ayer para que dieran una respuesta. Górriz criticó que “no son formas el enviar una propuesta en vísperas de Nochebuena, sin contestar a las peticiones que se habían hecho antes”, en referencia a la demanda sindical de subirlo un 11% en 2016, hasta los 720 euros, y también en 2017, hasta los 800 euros, que fue remitida a Empleo ya en noviembre y reiterada un mes después.

Los sindicatos también persiguen negociar el cumplimiento a lo largo de la legislatura de la Carta Social Europea, que fija el salario mínimo en el 60% del salario medio neto, por encima del 34% en el que se sitúa actualmente. “El PP no ha aprendido nada de las elecciones del 20 de diciembre, en las que la gente le castigó. Siguen sin estar dispuestos a hacer diálogo social”, dijo.

En nota de prensa, los sindicatos han asegurado que la decisión unilateral del Gobierno es una “burla inaceptable” en una sociedad democrática ya que reduce la consulta obligada a un mero trámite. Por ello, los sindicatos han advertido de que si el Gobierno sigue adelante con esta decisión unilateral la denunciarán ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “por vulnerar los derechos laborales“

Los sindicatos han reiterado que la propuesta del Gobierno perpetúa la política de austeridad y devaluación salarial y traslada al salario mínimo una continúa pérdida en el poder de compra, consecuencia tanto de su recorte nominal como de la subida de los precios de los bienes y servicios. También argumentan que no sería aceptable que, a pesar del cambio de ciclo, “la orientación del Gobierno sobre el SMI fuera la misma porque, entre otras cosas, pondría en cuestión los efectos de la recuperación para la mayoría social, que fue la que pagó el precio más alto en la recesión y que ahora quedaría relegada en la recuperación”.

 

El 80% de los menores de 30 años vive con sus padres

Ocho de cada diez jóvenes menores de 30 años sigue viviendo con sus padres, según datos extraídos del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud. En su último boletín, correspondiente al primer trimestre de 2015, esta organización justifica esa elevada cifra por el hecho de que más de la mitad de la población joven que trabaja tiene un contrato temporal y que este colectivo debería dedicar casi el 60% de su salario si quisiera adquirir una vivienda.

Según este estudio, estas cifras “ponen de manifiesto la frágil situación de los jóvenes en el mercado laboral y las duras condiciones del mercado de la vivienda, que resultan inaccesibles para el nivel adquisitivo de la mayoría de las personas jóvenes”.

Respecto al empleo, destaca el hecho de que la tasa de paro de las personas menores de 25 años alcanza el 51,4% por ciento y baja al 24% para los que están entre 30 y 34.