Amplían la vigencia del convenio hasta 2020

Enaire y los controladores fuman la pipa de la paz

Enaire y los controladores fuman la pipa de la paz

Enaire, operador de navegación aérea, ha firmado hoy con la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), que representa al 90% del colectivo de la entidad pública, un acuerdo por el que se actualiza el II Convenio Colectivo de estos trabajadores hasta el 31 de diciembre de 2020.

El acuerdo ratificado hoy por la Comisión Negociadora, tras ser autorizado por la Comisión de Seguimiento de la Negociación Colectiva de las Empresas Públicas, fue aprobado en asamblea por USCA, y abre “una nueva etapa” de relaciones laborales estables entre la empresa y los controladores.

La actualización del II Convenio Colectivo, cuya prórroga caducaba en octubre de 2016, modifica una serie de puntos, clarifica algunos aspectos y amplía su ámbito temporal a los próximos cinco años pero no varía la jornada anual ni mensual del vigente, informó Enaire en un comunicado.

Desde un punto de vista económico, el convenio firmado no contempla ninguna variación de salarios, y por tanto, mantiene la actual masa salarial, pero recoge un incremento salarial del 1% para 2016, tal y como se establece en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El II Convenio Colectivo fijó en 200.000 euros el salario medio de un controlador operativo y en un máximo de 1.670 horas la jornada máxima aeronáutica, con 80 horas extra al año. En 2010, los controladores aéreos vieron reducido su sueldo en un 40% desde los 750 millones a los 480 millones.

Ambas partes tenían de plazo hasta 2016 para negociar dado que el II Convenio Colectivo --dictado mediante el laudo arbitral de Manuel Pimentel del 28 de febrero de 2011-- fue prorrogado. El convenio actualizado, fruto de este acuerdo, se registrará y publicará en los próximos días.

Garantía de futuro ante un tráfico al alza

“El mantenimiento de la actual jornada implica una garantía de futuro ante la previsión de crecimiento del tráfico aéreo en los próximos años, permitiendo la continuidad del servicio y el mantenimiento de los actuales estándares de seguridad y calidad”, asegura la entidad pública.

La matriz de Aena ha destacado que este acuerdo con el sindicato mayoritario de controladores garantiza “un marco estable de cinco años” y supone un periodo de estabilidad, con un marco de relaciones laborales acordado por ambas partes, y una mejora progresiva de la eficiencia de los servicios.

El acuerdo es “un paso decisivo”, subraya Enaire, para hacer frente al crecimiento del tráfico aéreo previsto en los próximos años, ya que genera confianza en el sector y en las compañías aéreas que operan en España, facilitando el crecimiento y el desarrollo del transporte aéreo.

También permitirá acometer “en las mejores condiciones posibles” los retos que el 'Cielo Único Europeo' plantea para Enaire y, por tanto, para la navegación aérea y el sector aeronáutico, motor clave para el desarrollo económico del país.

Enaire tiene previsto convocar 94 plazas de controladores aéreos próximamente, de ellas 39 a principios de 2016, que ya estaban aprobadas dentro de la Oferta de Empleo Público para 2015, una medida que USCA ve con buenos ojos, ya que no se sacaban nuevas plazas desde 2006.

La plantilla actual de controladores de Enaire asciende a más de 2.200 controladores para controlar un espacio aéreo de más de dos millones de kilómetros cuadrados. Actualmente, 13 torres de control de los aeropuertos de Aena están liberalizadas, la mayoría con Ferronats Air Traffic Services, sociedad participada por Ferrovial y NATS, como proveedor en concesión.

Normas