La Fed subirá los tipos, pero también considera la situación internacional

Es interesante seguir el debate sobre el momento y la velocidad con la cual la Reserva Federal aumentará los tipos de interés. Es indiscutible que mantener los tipos de interés prácticamente a cero desde 2008 ha facilitado el crecimiento y la recuperación de los Estados Unidos. La política monetaria expansiva – y el quantitative easing o QE – de la Fed ha sido un gran acierto. Después de la resistencia numantina de Alemania y sus aliados septentrionales (y el Bundesbank) Dragui por fin logró que el ECB también adoptara una versión más light del QE. Hay que entender que el mandato de la BCE es únicamente el control de la inflación (con el objetivo del BCE de matener la inflación cerca pero por debajo del 2%) mientras que la Fed tiene un mandato con un doble objetivo: controlar la inflación pero tambien fomentar el empleo. Con la tasa de paro en EEUU en el 5% (pleno empleo), la Fed hace meses que debate la oportunidad de subir los tipos. Pero Yellen y los otros miembros de Open Market Committee no han subido los tipos este año (especialmente en septiembre) porque son conscientes de que, en un contexto de ralentización económica mundial y de los emergentes, una subida provocaría una salida de capitales de países emergentes con déficits por cuenta corriente elevados – por ejemplo Turquía – o que los mercados consideren no practican una política económica (fiscal y presupuestaria) correcta, como Brasil (sumida en la recesión) o Rusia. Por ello, elogiemos también esta perspectiva y sensibilidad internacional de la Fed. Yellen es prudente y logra forjar consensos en el Open Market Committee, algunos de cuyos integrantes ya hubieran subido los tipos si dependiera de ellos. Otro efecto positivo de dicha política es un euro que al perder valor dinamiza las exportaciones de la eurozona, y las españolas, que siguen batiendo récords cada trimestre y semestre desde el inicio de la serie histórica en 1971.

En diciembre la Fed por fín si subirá los tipos porque la presión inflacionista en EEUU existe (mientras en la eurozona padecemos deflación) y porque Yellen ya no podrá frenar más a los halcones Open Market Committee que temen la subida de la inflación. Pero no duden que la Fed, después del incremento de diciembre, si sigue aumentando los tipos lo hará de forma gradual y siempre teniendo en cuenta el efecto de dicho incremento sobre la economía internacional.

Normas
Entra en El País para participar