Breakingviews

Los datos de empleo no lo son todo

La obsesión de Wall Street con las cifras mensuales de empleo es una locura. Los 271.000 puestos de trabajo creados en Estados Unidos en octubre son obviamente importantes para los que los encontraron, pero el número significa menos de lo que los inversores podrían pensar. Los datos de las nóminas no agrícolas son volátiles, con tendencia a ser revisados y pésimos indicadores de la salud económica. Son importantes sobre todo porque operadores, analistas y periodistas les dan una atención desmesurada.

La tendencia general del empleo en Estados Unidos ha sido positiva en los últimos años. Se han creado unos 230.000 puestos de media cada mes en 2015, dejando caer la tasa de desempleo de alrededor del 10% en 2010 a un 5% en octubre.

Los números a corto plazo son poco fiables dependiendo del clima, la estación, los despidos temporales y más factores

Pero los números a corto plazo son poco fiables, dependiendo del clima, la estación, los despidos temporales y otros factores impredecibles. El departamento de estadísticas laborales no siempre puede compensar los cambios, dando lugar a un margen de error de alrededor de 100.000 puestos de trabajo en ambos sentidos.

Además, las cifras de las nóminas no agrícolas son casi inútiles para predecir el comportamiento de la economía. El número de empleos en Estados Unidos se elevó hasta el comienzo de la última recesión a finales de 2007. Y tras la recuperación iniciada en 2010, siguió cayendo varios meses.

Los datos tienen algún valor, por supuesto. Son una medida aproximada de lo que la economía está haciendo en ese momento: el aumento del empleo típicamente indica una expansión y las pérdidas, una contracción. Es una especie de equivalente económico de sacar la mano por la ventana para ver si está lloviendo.

Wall Street, sin embargo, espera el próximo informe conteniendo la respiración. Los inversores de renta fija buscarán signos de si la Reserva Federal subirá los tipos de interés. Los periodistas no dudarán en saltar sobre los números en busca de una historia. En un mundo más racional, las cifras de empleo mensuales obtendrían la bajada de categoría que merecen.

Normas