Breakingviews

Barclays debería pensar en mudarse

HSBC causó un gran revuelo al sugerir que podría sacar su sede de Londres. Pero es su rival Barclays quien realmente debería considerar un cambio de domicilio. El banco británico se enorgullece de su doble nacionalidad estadounidense y británica, cimentada cuando se hizo con Lehman Brothers durante la crisis financiera. Tiene más motivos para salir de Reino Unido que su rival.

Aunque empezara a repensar su localización actual, Barclays está muy lejos de HSBC, cuyo consejo espera decidir sobre su domicilio a finales de 2015. Barclays tendría que crear una estructura legal estadounidense separada antes incluso de que pudiera pensar seriamente en coger los trastos y largarse. Podrían hacer falta dos años para eso, ya que el banco tendría que superar los rigurosos test de estrés estadounidenses.

El movimiento podría permitir al banco esquivar la normativa europea que limita los bonus

Pero los argumentos a favor de que Barclays cambie su sede al otro lado del Atlántico son bastante convincentes. Hay una relativa calidez regulatoria: el gobierno británico cobra una tasa considerable a los activos bancarios, incluso aunque se ha adoptado últimamente un tono más conciliador. Un Congreso mayoritariamente republicano en Estados Unidos debería significar menos golpes a los banqueros. El nuevo consejero delegado de Barclays, Jes Staley, es estadounidense.

La economía de Estados Unidos también debería estar en mejores condiciones para absorber un banco del tamaño de Barclays que Reino Unido. HSBC ha considerado cambiar de domicilio allí por esa misma razón. Permanecer en Reino Unido parece cada vez menos atractivo, dado que las reglas de delimitación separarán pronto formalmente sus bancos comerciales y de inversión.

La mejor razón puede ser que un movimiento podría permitir a Barclays esquivar la normativa europea que limita las bonificaciones a dos veces el salario. Si Barclays tuviera su domicilio social fuera de Europa y sus operaciones de Londres en una sucursal, podría competir mejor en la carrera para reclutar generadores de negocio estadounidenses. Staley, en plena mudanza a Londres, no debería darse prisa en deshacer sus maletas.

Normas