Un error puede dejarte al descubierto
Riesgos que debes evitar al conectar con tu banco en Internet

Riesgos que debes evitar al conectar con tu banco en Internet

Los sistemas que utiliza la banca en Internet son seguros, por lo general, y siempre y cuando nosotros hagamos un uso correcto de la tecnología que ponen a nuestro alcance. La mayoría de los problemas que se registran, a nivel seguridad, tienen que ver con un error por parte del usuario, y no precisamente con la seguridad global de estos sistemas. Por ello, hay algunos riesgos que deberíamos tener en cuenta para evitar problemas, como el robo de nuestros datos bancarios o el acceso no autorizado a nuestras cuentas y contraseñas.

Cuidado con las aplicaciones móviles de los bancos

Aunque la conexión con los servidores de los bancos es segura y está cifrada, el problema puede tener que ver, directamente, con la seguridad de nuestros dispositivos móviles. Hacer 'root' sobre un Android o hacer 'jailbreak' en un iPhone son procesos que nos ponen en riesgo, y que aumentan el riesgo de que sean robados nuestros datos bancarios.

Fuera de esto anterior, siempre debemos tener en cuenta que una contraseña alfanumérica que combina mayúsculas y minúsculas es de mayor seguridad, y que aplicar una autenticación de dos factores aumenta notablemente la seguridad de nuestro acceso.

Desde dónde conectas, o el gran riesgo de las WiFi sin contraseña

Una conexión a Internet inalámbrica tipo WiFi en un ámbito público, o simplemente de acceso público, no es lo mismo que una WiFi sin contraseña. En el primer caso, tampoco confíes demasiado puesto que no sabes quién puede estar detrás de esa conexión, pero en el segundo el tráfico en la red no se cifra, y por tanto se puede rastrear y se pueden extraer las contraseñas que utilizas.

Por lo tanto, utilizar servicios de banca online sobre redes WiFi abiertas a cualquiera, y sin contraseña, es uno de los riesgos más graves que deberíamos evitar. Siempre va a ser incluso más seguro conectar sobre 3G o 4G, utilizando las redes de telefonía móvil.

Revisa la dirección de la web y la conexión con servidores

En tu navegador web, en la barra de direcciones URL, puedes comprobar que se trata realmente de la dirección de tu banco. Otro factor que deberías revisar es, justo al lado de 'https', la información del certificado de conexión.

Si detectas algo extraño aquí, como un certificado caducado, una conexión que no utiliza el protocolo SSL o un certificado que no es de confianza, cuidado porque podrías estar ante un intento de robo de credenciales.

Normas