Programa económico para el 20D

El PSOE propone crear cinco nuevos impuestos verdes

Afectarán a las emisiones de CO2, a los óxidos nitrosos, a las emisiones de vehículos motor, a residuos industriales, peligrosos o tóxicos, y a residuos, envases y embalajes

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y elresponsable de Economía del programa electoral socialista, Jordi Sevilla.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y elresponsable de Economía del programa electoral socialista, Jordi Sevilla.

Agenda para una recuperación justa. Este nombre fue el escogido por el Partido Socialista para titular el programa económico con el que comparecerá a las elecciones del 20D y que supone una revolución respecto al actual marco fiscal. Un giro de 180 grados que supone establecer un mínimo en el impuesto que grava los beneficios empresariales, en el que grava el patrimonio y en el que regula las sucesiones “para evitar su vaciamiento”. El PSOE considera que la presión fiscal en España no es elevada (los ingresos suponen el 37,8% del PIB frente al 45,2%) y apunta a que el responsable de que la recaudación sea tradicionalmente baja es la excesiva concentración sobre pocos contribuyentes. “El sostenimiento del gasto público recae de forma exclusiva sobre las rentas del trabajo, fundamentalmente medias y bajas, que soportan directamente e indirectamente a través de las cotizaciones sociales el grueso de la presión fiscal, en torno a nueve de cada diez euros recaudados”, subraya el informe.

Impuestos

Patrimonio: Para subsanar esta situación propone una revolución fiscal. En primer lugar prevé mantener el impuesto de Patrimonio, recuperado de forma temporal por José Luis Rodríguez Zapatero en 2011 para cuadrar unas cuentas públicas asfixiadas por el déficit y que Mariano Rajoy se ha encargado de prorrogar anualmente, incluido el ejercicio 2016. Para tratar de salvar las críticas desde sus propias filas (muchos socialistas consideran que es un impuesto que grava dos veces el mismo hecho imponible y que ya se paga a través de la renta), los socialistas proponen un suelo y que sean las autonomías, las que tienen competencia en esta materia, las que lo eleven en función de sus necesidades. Los últimos datos de la Agencia Tributaria revelan que este tributo aportó 929 millones a las deprimidas arcas autonómicas, de los que 421,3 millones (el 45% del total) se recaudaron en Cataluña. Este impuesto, que grava a los patrimonios que superan los 700.000 euros, también supuso una importante inyección económica para Comunidad Valenciana (111,9 millones) y Andalucía (83,2 millones). La única que establece una bonificación del 100% y que no recauda es Madrid.

Propone cambiar la ley para que se conozca el nombre de los contribuyentes acogidos a la amnistía fiscal

Sociedades: El programa del PSOE propone limitar a un 15% el mínimo del impuesto de sociedades, cuyo tipo general se encuentra en el 30% y que bajará al 25% en 2016. La propuesta establece que el tipo efectivo (una vez aplicados todos los beneficios fiscales) nunca baje del 15%, tal y como sucedió en los primeros años de la crisis, que estuvo por debajo del 10%. Esa, junto a la crisis económica, ha sido una de las razones que ha provocado el desplome de ingresos derivados de ese impuesto. En 2007 rozaron los 45.000 millones y ha sufrido un ajuste hasta los 19.000 en 2014.

Sucesiones y donaciones: La propuesta socialista también fija la necesidad de homogeneizar los tipos que gravan las donaciones y las sucesiones, también en manos de las autonomías. Esto provoca, por ejemplo, que en el caso de que un contribuyente herede 800.000 euros, de los que 200.000 corresponden a la vivienda de su progenitor, el coste que tiene que asumir varía entre el máximo de Murcia (164.050 euros) y el mínimo de Cantabria (1.262 euros).

Impuestos verdes: El PSOE plantea que el nuevo modelo económico que propone sirve para incentivar la inversión productiva, el emprendimiento y la innovación y debe desincentivar otras como la especulación, la contaminación o aquellas que contribuyen al cambio climático. Relacionada con los dos últimas apartados figura una nueva fiscalidad ambiental, en la que surgen hasta cinco nuevos tributos: sobre las emisiones de CO2, sobre los óxidos nitrosos, sobre las emisiones de vehículos motor, sobre residuos industriales, peligrosos o tóxicos, y sobre residuos, envases y embalajes. La propuesta, todavía por concretar, también establece la reforma de tres ya existentes: el impuesto especial sobre hidrocarburos, el impuesto especial sobre la electricidad y el canon de vertidos.

Establecerá un mayor control sobre las SICAV, limitando el período de no tributación de las plusvalías

Lucha contra el fraude

Agencia Tributaria: El texto propone la aprobación de un nuevo estatuto para la Agencia Tributaria, “que refuerce su independencia, evitando las injerencias políticas”, en clara alusión a los conflictos que han surgido en este organismo y que han provocado cambios en el área de grandes contribuyentes. La propuesta pide incrementar en 5.000 personas en la siguiente legislatura los efectivos destinados a la lucha contra el fraude.

Amnistía fiscal: El PSOE llevará en su programa electoral “el firme compromiso” de prohibir de forma absoluta el recurso general o individualizado a la amnistía fiscal. Asimismo propone m modificar el artículo 95 de la Ley General Tributaria para que el nombre de los defraudadores acogidos a la amnistía se puedan conocer.

Retirará la ficha a aquellos bancos reincidentes que no den información sobre sus clientes con cuentas en paraísos fiscales

Paraísos fiscales: Aquellas entidades financieras que operan en España deberán notificar al Ejecutivo los clientes que tienen cuentas en paraísos fiscales. En caso de no hacerlo, el texto propone sancionarlas económicamente e incluso, en caso de reincidencia, la retirada de la ficha bancaria.

Sicav: El texto propone un mayor control de estos vehículos financieros, tradicionalmente utilizados por las rentas altas para pagar menos impuestos. Así fija un porcentaje de participación máximo para cada inversor, baraja la fijación de un período máximo de permanencia de las plusvalías acumuladas sin que tributen y dotar a la Agencia Tributaria de competencias y atribuciones para supervisar e inspeccionar a las SICAV.

Nuevo impuesto sobre detracción de rentas: Muchas empresas, en especial las de mayor tamaño, han puesto en marcha esquemas agresivos de planificación fiscal que les han ahorrado mucho dinero. Para frenar este tipo de iniciativas, el documento sugiere la creación de un nuevo impuesto sobre la detracción de rentas en abuso de derecho, que gravaría con un tipo del 35% los beneficios de esas compañías.

Gasto público

Auditoría del gasto público: Al igual que ha anunciado Manuela Carmena en el ayuntamiento de Madrid, los socialistas proponen la realización de una auditoría del gasto público, utilizando estándares internacionales para su elaboración, “para reducir inercias de gasto, eliminar gasto supérfluo, establecer prioridades y aumentar la eficacia”.

Normas