Un millón de personas sufre dolor de cabeza más de 15 días al mes

Los españoles, más propensos a la migraña y la epilepsia

Las patologías neurológicas causan el 40% de las discapacidades por enfermedad crónica.

Los españoles, más propensos a la migraña y la epilepsia

Por genética, por la edad o porque sí. En España las enfermedades neurológicas están tomando una envergadura insoportable. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), actualmente unos siete millones de personas, es decir un 16% de los españoles, padece una enfermedad neurológica. ¿Quién no conoce hoy en día a alguien que padezca epilepsia, esclerosis múltiple, alzhéimer o migrañas?

Entristece hablar de números cuando hablamos de salud, pero el aumento de la esperanza de vida de los españoles está aumentado la frecuencia “que será aún más notable en las próximas décadas”, pronostican en la SEN. Pero todo no obedece a esta causa. Porque hay patologías que debutan en la niñez (la epilepsia) o en la juventud (esclerosis múltiple).

De momento son responsables de más del 40% de la discapacidad por enfermedad crónica y su impacto económico es muy elevado. Según algunos informes, solo el coste sanitario de estas patologías, la mayoría crónicas, casi imposibles de prevenir, asciende a más de 10.800 millones de euros.

Sanidad ya ha tomado cartas en el asunto, entre otras cosas porque incapacitan para el trabajo y por las secuelas. Tras la puesta en marcha de la Estrategia en Ictus del Sistema Sanitario, “una de las más avanzadas de Europa”, a juicio de Jorge Matías-Guiu, jefe del Servicio del Neurología del Hospital Clínico San Carlos, el ministerio está desarrollando una estrategia para las enfermedades neurodegenerativas, ligadas a la esperanza de vida y que afectan a un millón de personas.

Las demencias, entre ellas el alzhéimer, el ictus, la epilepsia, el párkinson, la esclerosis múltiple o la migraña son las patologías más frecuentes, pero aumentan la dramática esclerosis lateral amiotrófica (ELA), las distrofias musculares o las distonías.

Los españoles, más propensos a la migraña y la epilepsia

“Ahora es más fácil su diagnóstico y se detectan antes gracias a avances tipo resonancia magnética o PET, que permiten ver la actividad hipermetabólica del cerebro, dice Pedro Serrano, miembro de la SEN y neurólogo del Hospital Torre Cárdenas de Almería, “pero han existido siempre”.

“Es el único órgano que no se puede trasplantar”, como explica el presidente de la SEN y neurólogo del Hospital Libertario de Bilbao, Alfredo Rodríguez-Antigüedad. “En todo caso habría que trasplantar el cuerpo, porque la esencia de la persona está en el cerebro”. Por eso, aunque es muy difícil regenerar, ésta es la única línea de investigación posible.

Ya hay en marcha varios ensayos clínicos que intenta regenerar las neuronas y los cables que trasmiten información. La epilepsia es una de las más prevalentes incluso si se compara con otros países europeos. “No se sabe el porqué”, dice Serrano. Pero según un estudio coordinado por él, en España se dan 15 casos por cada 100.000 habitantes “cuando se barajaban cifras similares a Escandinavia o Alemania”, añade.

Una de las causas son las epilepsias de origen infeccioso. Por eso, en países donde hay más inmigración de origen africano y Sudamérica, tiene más prevalencia, dice Matías-Guiu.

Unas 400.000 españoles padecen esta patología y cada año se diagnostican entre 12.000 y 22.000 casos nuevos. Tiene dos picos de evolución, en la niñez (genética); y en la edad adulta (causas estructurales) etc.

La esclerosis múltiple se ha triplicado en 15 años. En España existen 47.000 personas afectadas. Desgraciadamente, es la principal causa de discapacidad de los jóvenes, entre 28 y 30 años, aclara el presidente de la SEN, Alfredo Rodríguez-Antigüedad, y además, de momento solo hay fármacos para frenarla no para curarla. Cada año hay 1.800 casos nuevos.

La migraña también tiene mayor incidencia en España que en otros países y la que más bajas laborales causa. Más de 3,5 millones de españoles adultos la padecen, de ellos, un millón sufre tiene dolor de cabeza más de 15 días al mes. “Está normalizado”, dice Oriol Franch, jefe de Neurología de Ruber Internacional. Y además se cronifica “por el uso excesivo de analgésicos”, a juicio de Matías-Guiu.

Se lleva la palma el alzhéimer, con 600.000 casos y 40.000 nuevos diagnósticos al año;el ictus, principal causa de muerte entre las mujeres, y padecido por 120.000 personas y el párkinson, que la sufren entre 120.000 y 150.000 personas.

El botellón daña las neuronas

Son de difícil prevención, entre otras cosas porque muchas son de herencia genética, pero existen factores que pueden ayudar a precipitarlas. El consumo de alcohol es uno de ellos.

“En las sociedades donde se consume más alcohol, como los países del Este, la repercusión es mayor, y en España, Francia e Italia, el consumo también es alto”, asevera Oriol Franch.

Hay que desechar la idea de que el consumo esporádico de los jóvenes, el botellón dos veces por semana, no tiene repercusiones porque produce daño neuronal. Las drogas también son precipitantes de daño intelectual y en el caso de la coca incluso de ictus, hemorragia cerebral o crisis epilépticas.

Los ambientes profesionales tóxicos o los sobre esfuerzos que requiere el deporte de élite también pueden ser detonantes de algunas patologías, explica Matías-Guiu. Aunque de momento no existen fármacos ni suplementos nutricionales que las prevengan, los hábitos de vida saludable pueden ayudar a frenarlas.

Leer y escribir, los juegos de mesa o los crucigramas estimulan actividad cerebral y los estudios también demuestran que la actividad física (andar una hora al día, montar en bici, etc.) disminuyen el deterioro intelectual. Asimismo, potenciar las relaciones sociales ayuda a disminuir el estrés, un factor facilitador de la migraña y de los fallos de la memoria si se le suma el consumo de alcohol. Debido a que sube la tensión arterial, que le va muy mal al cerebro, al igual que no dormir las horas necesarias, el colesterol o la glucosa.

Normas