Su interés sube frente al abaratamiento en hipotecas y pymes

La banca encarece el crédito al consumo para obtener margen

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España

La rebaja a mínimos históricos del precio del dinero, casi al cero (0,05%) desde septiembre de 2014, se ha traducido sin duda en un abaratamiento del coste de financiación de la banca, que sin embargo no llega a trasladar en toda su magnitud a la clientela. El crédito ha comenzado a resucitar tras años de parálisis y los bancos han comenzado a abrir el grifo para los clientes más solventes, con especial atención por captar pymes –que permiten un vínculo comercial más amplio y tipos de interés superiores–, hipotecas –al hilo de la recuperación del sector del ladrillo, a la que contribuye la banca con su venta de inmuebles en stock– y crédito al consumo –donde los intereses son superiores y los plazos más cortos–.

La banca repercute primero la bajada de tipos en el pasivo que en activo. Es decir, el cliente aprecia primero el recorte en el precio del dinero en la remuneración de su depósito que en el interés del crédito que paga. Si es una hipoteca a interés variable, ese abaratamiento llegará en el momento en que deba revisarse, generalmente una vez al año. Pero con los tipos casi a cero desde hace un año, ya ha habido tiempo de trasladar esa rebaja al conjunto de los créditos, según apunta David Ruiz, experto de AFI, que añade que es en el crédito al consumo donde la banca más se está empleando en obtener margen.

Según los datos del Banco de España, el tipo medio ponderado de las nuevas operaciones de crédito al consumo es del 8,22%, por encima del 7,74% de diciembre de 2014 y del 6,92% de 2010, año a partir del que los intereses comenzaron a subir. Para los créditos al consumo a un plazo de entre 1 y 5 años, donde se concentra el mayor volumen de concesión, el tipo de interés que se aplica es del 9,74%, también superior al 9,38% de cierre del pasado año y al 8,07% de 2010. En términos TAE, los nuevos créditos al consumo se conceden al 9,43%. “En el crédito al consumo es donde la banca está obteniendo un mayor margen de negocio y es el único segmento que ha registrado crecimiento en saldo global en el primer semestre, del 8%”, añade Ruiz.

De hecho, la estimación de AFI es que el crédito al consumo sí cierre el año con un incremento neto del 3%, con un mayor volumen por tanto de nuevo crédito que de vencimientos. La previsión para las empresas no inmobiliarias es de un aumento del saldo de crédito este año del 1%, mientras que para el conjunto del crédito el año volverá a terminar con caídas. “Harán falta aún uno o dos años más para que el crédito global crezca en términos netos”, añade Ruiz..

El encarecimiento el crédito al consumo contrasta con el abaratamiento que sí se registra en el tipo de interés que se aplica en hipotecas y crédito a pymes, aquel inferior al millón de euros. Así, y de acuerdo con los datos del Banco de España de agosto, el tipo medio ponderado para las hipotecas es del 2,22%, inferior al 2,56% de cierre de 2014 y también al 2,6% de 2010. El tipo de interés se encareció al 3,47% al año siguiente, para comenzar a descender en los ejercicios posteriores. Otro tanto sucede con el crédito a pymes –por cuantía inferior al millón de euros–. El tipo medio ponderado es del 3,38%, por debajo del 3,89% de diciembre y del 3,88% de 2010. 

El encarecimiento del crédito al consumo convive con la paradoja de que la banca dispone para su concesión de las líneas de liquidez del BCE denominadas TLTRO. Los bancos obtienen así financiación a un mínimo del 0,15%, con la condición de convertirla en créditos para pymes o al consumo, no para dar hipotecas. “Con financiación al 0,15% si luego aplican un interés del 8,22% se obtiene mucho margen”, señala Nuria Álvarez, analista de Renta 4, que recuerda aún así que el saldo del crédito al consumo es inferior –casi 160.000 millones frente a los 556.000 millones en hipotecas–, a plazos cortos. “En pymes los tipos bajan porque hay mucha competencia”, añade.

Normas
Entra en El País para participar