Velocidad, seguridad, fiabilidad... mejoras para tu Internet
Cómo y por qué deberías cambiar la DNS para navegar más rápido y seguro

Cómo y por qué deberías cambiar la DNS para navegar más rápido y seguro

El DNS o Domain Name Service se encarga de hacer el cambio entre el nombre de las páginas web y sus direcciones IP, es decir, la traducción de lenguaje humano a máquina, y viceversa. Es el intermediario para resolver, de forma automática, las direcciones URL que nosotros introducimos en la barra de búsqueda del navegador web. Y precisamente por eso, cambiar de DNS nos puede dar grandes beneficios sobre nuestra conexión de Internet. Aunque se asigna automáticamente el DNS de nuestro proveedor de servicios de Internet, podemos hacer un cambio para mejorar las propiedades de resolución.

No te pierdas: Todo lo que necesitas saber sobre DNS

¿En qué va a mejorar mi conexión a Internet?

En función del DNS que estemos utilizando, vamos a poder beneficiarnos de más velocidad de navegación, dado que servicios como el de Google o el de OpenDNS resuelven de forma más rápida que los que ofrecen los propios operadores de telecomunicaciones, y es algo que podemos comprobar haciendo un benchmark. Además, en función de la opción que escojamos, probablemente mejoremos la fiabilidad de la conexión, puesto que hay DNS más estables que los que ofrecen los operadores.

Por supuesto, también vamos a poder aplicar controles parentales para proteger a los más pequeños de la casa con DNS externos que eviten accesos no autorizados a determinados sitios web de Internet. Otro factor que deberíamos tener en cuenta es que nos ayudará a protegernos contra el phishing, uno de los mayores peligros en Internet actualmente, a través del cual nos pueden robar datos bancarios, por ejemplo, o credenciales de determinados servicios de Internet.

Y si todo esto nos parece poco, además los DNS externos nos pueden ofrecer más seguridad a todos los niveles, y acceso a contenidos inaccesibles por bloqueos regionales, algo contra lo que se ha posicionado la Comisión Europea en favor del mercado digital único en Europa.

¿Cómo cambio el DNS de mi ordenador?

En un ordenador Windows, tan sencillo como ir al Panel de Control y acceder a las Conexiones de Red, o bien el Centro de Redes y recursos compartidos. Aquí, en la configuración del adaptador podemos pulsar sobre el botón derecho del ratón y Propiedades, tendremos que buscar el Protocolo TCP/IP y de nuevo abrir sus Propiedades. Ya sólo nos queda activar "Usar las siguientes direcciones de servidor DNS" e introducir las direcciones que más nos interesen. La mayoría de usuarios recomiendan utilizar las de Google:

8.8.8.8

8.8.4.4

Normas