El Foco

¿Por qué la tasa de paro en España llegó al 26%?

En muchos países se produjo, como consecuencia de la crisis financiera de 2007-2008, una detención o retroceso en la economía y en consecuencia creció el nivel de la tasa de paro. Este incremento de la tasa se manifestó en mayor medida en los países que previamente habían tenido una crisis inmobiliaria. Entre estos países se encontraban Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda y España. Países de la Unión Europea. Ahora bien, en Estados Unidos la tasa de paro llegó al 10%; en Reino Unido la tasa de paro alcanzó un 9%. En Irlanda, país muy afectado por la crisis, llegó al 14%. Pero en España llegó, como es conocido, al 26%. ¿Por qué España llega a una tasa de paro tan superior a la de los otros países que han tenido crisis inmobiliarias y financieras?

Es sorprendente, pero en España no se ha debatido mucho sobre por qué la tasa de paro alcanzó la altísima cifra del 26%. Sin embargo, el tema es muy importante. Los ciudadanos saben que es la tasa de paro con la que les ha tocado vivir. Ven que pasan los años y, aunque la situación económica y de empleo mejora, la tasa de paro sigue muy alta, con las consecuentes actitudes de rechazo de una importante parte de la población. Es necesario tener una explicación de las razones por las que se alcanzó un porcentaje tan elevado, un paso que siempre va ser de ayuda para encontrar la solución.

Para poder hacer un análisis del porqué de tan alta tasa de paso en España, teniendo en cuenta las diferencias en los niveles de las tasas de paro en los cuatro países que han tenido crisis financieras y crisis inmobiliarias, parece oportuno hacer una comparación de las actuaciones de política económica que se realizaron en dichos países. En Estados Unidos, con la crisis del banco Lehman Brothers en septiembre de 2008, ante la perspectiva de un pánico, la Reserva Federal, el Tesoro y el Congreso de EE UU anuncian inmediatamente, el 19 de septiembre de 2008, un ambicioso plan económico para frenar la crisis. Como consecuencia de las actuaciones, el sistema financiero evitó la situación de pánico y con la disponibilidad de liquidez continuó concediendo créditos al sector real de la economía. La tasa de paro de Estados Unidos alcanzó el máximo en 2009.

En Reino Unido se produjo en 2008 la primera carrera en más de cien años hacia el banco Northern Rock. Reino Unido intervino con gran intensidad en el mercado financiero de forma parecida a como se había actuado en Estados Unidos. Nacionalizó o compró en 2008 y 2009 el Northern Rock, y a continuación el Royal Bank of Scotland y el Lloyds Bank. Como consecuencia se evitaron carreras hacia los bancos. El sistema financiero se estabilizó y continuó concediendo crédito a la economía. La tasa de paro de Reino Unido alcanzó el máximo en 2010-2011.

"El Partido Popular heredó a finales de 2011 una situación económica europea en recesión y un sistema financiero en crisis"

Irlanda tenía unas instituciones financieras muy desproporcionadas en comparación al tamaño del país. Cuando sus bancos tuvieron dificultades, el Gobierno de Irlanda decidió nacionalizar sus bancos y asumir sus deudas. Esta medida llevó al Estado irlandés a incrementar mucho sus deudas. Ante la falta de fondos propios, en 2010 Irlanda solicitó ayuda a la Unión Europea para sanear su sistema financiero. Recibió 85.000 millones de euros para reestructurar su banca y sanear sus cuentas públicas. Es de interés señalar que Irlanda nombró a Patrick Honohan en 2009 como nuevo gobernador del Banco Central de Irlanda. La tasa de paro más alta se alcanzó en Irlanda en 2011.

En España no se tomó ninguna medida general por parte del Banco de España ni del Gobierno del señor Rodríguez Zapatero. Incluso antes de las elecciones de 2008, el señor Rodríguez Zapatero, el Banco de España y el señor Solbes (en periodo electoral) anunciaron que la economía española iba bien. Tras las elecciones de 2008 tampoco se hizo ninguna actuación global. Sin embargo el sistema financiero estaba paralizado y, prácticamente, no había créditos para las empresas y los particulares. Solo hubo actuaciones para resolver situaciones de cajas específicas (fusiones frías).

"Reino Unido intervino con gran intensidad en el mercado financiero de modo parecido a como se había actuado en Estados Unidos"

En 2011 la situación económica europea iniciaba un nuevo periodo de recesión. En esas circunstancias, sin créditos, la economía española se deterioraba, las tasas de paro aumentaban y los ingresos públicos seguían disminuyendo. El Gobierno socialista no quiso volver a los recortes de 2010, ver el paro seguir creciendo y, en consecuencia, abandonó sus responsabilidades con los ciudadanos y adelantó las elecciones.

Hubo que esperar que llegara el nuevo Gobierno del Partido Popular para que, en junio de 2012, tras más de cuatro años desde la crisis de 2008, se solicitara a la Unión Europea ayuda financiera para sanear el sistema financiero (en su conjunto).

Los fondos fueron aprobados en julio de 2012, siendo utilizados una parte de los concedidos. Cuando los fondos europeos llegaron a los bancos o cajas que estaban en peor situación, a principios de 2013, habían pasado, como se ha dicho, más de cuatro años de la liquidación de Lehman Brothers. En ese momento se termina la paralización del sistema financiero, se inicia (poco a poco) la recuperación del crédito a empresas y particulares y al mismo tiempo la tasa de paro deja de aumentar e inicia un camino de descenso.

El Partido Popular tuvo la desgracia de heredar a finales de 2011 una situación económica europea en recesión y, sobre todo, un sistema financiero en crisis cuando accedió al Gobierno. Como es conocido, España no tenía medios para intervenir directamente en el sistema financiero en ese momento, como pudieron hacerlo Estados Unidos e Inglaterra, ni se habían producido medidas para arreglarlo, en la medida en que España lo necesitaba, como había hecho Irlanda. De forma parecida a lo que había realizado este último país, la reactivación de sistema financiero se inició cuando en junio de 2012 se solicitó, y en julio de 2012 se obtuvo, un préstamo de la Unión Europea para arreglar las entidades financieras. Estos fondos llegaron a los bancos y a las cajas en la segunda parte de 2012. A las entidades más intervenidas, estos fondos llegaron ya a principios de 2013. Y es en estas fechas de 2013 cuando la tasa de paro en España empieza a disminuir.

El arreglo del sistema financiero sucedió gobernando ya el Partido Popular. ¿Qué hubiera sucedido si España hubiera tomado medidas globales para evitar la paralización del sistema financiero? Evidentemente, el paro habría crecido bastante menos. Si España hubiera intervenido cuando lo hizo Irlanda, país que reaccionó en 2010 (algo más tarde que EE UU o Reino Unido), las tasas de paro que se habrían alcanzado hubieran sido mucho menores. En España habría alcanzado un nivel máximo de un 20% en 2011 y en estos momentos España estaría en una tasa de paro de un 15%. Conviene señalar que las intervenciones en el sistema financiero tienen un coste económico, puesto que las intervenciones pueden costar dinero y que también tienen un coste psicológico, en cuanto que se trata de ayudar a unas instituciones a las que se les culpa de generar los desequilibrios que conducen a la crisis financiera.

Es interesante conocer la opinión del profesor Ben Bernanke, gobernador de la Reserva Federal: “El público en muchos países está preocupado fundadamente por la dedicación de importantes recursos del Gobierno para ayudar a la industria financiera cuando otras industrias reciben una ayuda pequeña o ninguna. Este trato desigual, rechazable como es, es sin embargo inevitable". [Sobre mayores explicaciones y justificaciones ver texto referido al final de este escrito].

Por otra parte, la falta de intervención en España para evitar el incremento del paro lleva a tener que identificar las responsabilidades por la falta de actuaciones. Puesto que se trata de intervenciones en el sistema financiero es evidente la necesidad de analizar la responsabilidad del Banco de España, banco central en este país, que tiene responsabilidades legales bien definidas y determinadas. Y también del Gobierno que regía las políticas del país. Los responsables son el Banco de España y el Gobierno socialista. En primer lugar, permitieron un crecimiento muy exagerado del sistema financiero. Entre 2004 y 2008 el PIB de España creció un 29% y los créditos del sistema financiero a particulares y empresas, un 99%. No es extraño que el sistema financiero acabara en crisis. Una vez que se produjo la crisis financiera, el Banco de España y el Gobierno socialista mantuvieron el sistema financiero paralizado y no tomaron medidas como hicieron Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda para sacar al sistema financiero de su paralización. Las elevadas tasas de paro que se alcanzaron en España son responsabilidad de quien creó y mantuvo un sistema financiero en crisis durante tanto tiempo. Cuando el Gobierno socialista decidió adelantar las elecciones en 2011, nueve meses antes del fin de la legislatura, no acabó su responsabilidad en el crecimiento del paro puesto que el sistema financiero estaba paralizado. Como se ha comprobado en este texto, la tasa de paro aumenta mientras el sistema financiero está paralizado y la tasa de paro deja de aumentar y empieza a disminuir cuando el sistema financiero sale de su estancamiento y las entidades financieras empiezan a conceder créditos a los particulares y empresas.

La responsabilidad del Gobierno socialista en el crecimiento de la tasa de paro se prolonga más allá de su abandono del Gobierno, puesto que dejó una situación del sistema financiero que iba a seguir afectando negativamente a la evolución de la tasa de paro en España. Y por lo tanto, sigue siendo responsable del posterior incremento de esa tasa. Cuando la ayuda financiera europea para ayudar a las entidades de crédito españolas llega a las entidades que estaban en peor situación estamos ya en el primer trimestre del año 2013 y hasta entonces se prolonga la responsabilidad del Gobierno socialista en cuanto a responsabilidad por la tasa de paro.

Lo escrito es una explicación sobre lo sucedido en España desde 2008. Puede haber otras explicaciones. Sería de interés en el caso de haber otras que se dieran a conocer y que se hicieran especialmente por escrito.

* Este resumen está más ampliamente relatado en ‘La tasa de paro en España del 26% y el sistema financiero’ en www.marianoalierta.es.

Mariano Alierta es Economista, Diputado Constituyente y ExSenador por Zaragoza.

 

Normas
Entra en El País para participar